La carta del coronel

Aclaración (im)pertinente: Decir todo lo que te pide el cuerpo con 100 palabras. Ni una más Ni una menos. Es un ejercicio de ascetismo muy conveniente para quienes hemos padecido en algún momento de nuestra vida de verborrea fácil carente de sentido.

Píldoras. Textos mínimos. Para leerlos de un sorbo. Como un café muy corto e intenso. Espero que os gusten.

La carta del coronelTextos mínimos/1

La carta del coronel

Gabo,tu muerte me sorprendió por los barrios canallas de Porto. Así que no lo dudé. No habiendo venido a esta ciudad a matar a ningún hombre desconocido, me acerqué a la Rua das Carmelitas y compré el libro que siempre deseé escribir. El libro que te hará eterno en mi memoria. El libro que me salvó la vida. Salí a la calle. Miré hacia cielo plomizo que cubría el puerto bullicioso y el coronel sonreía, viendo acercarse la barcaza del correo que por fin le traía la carta que había esperado durante cien años de soledad…

La carta del coronel

José Manuel López Blay