La Cartuja de Valldecrist acogió ayer la presentación del libro “Vida de una actriz” publicado por la actriz y escritora Elvira Menéndez,

El acto, debidamente adecuado a las medidas sanitarias correspondientes, tuvo como presentador al polifacético, Jose Ángel Planillo, dada su relación con la autora, a quien asesoró cuando esta comenzó a preparar la novela.

Los asistentes pudieron  adquirir sus ejemplares al concluir la presentación, tras l la que tuvo lugar una  degustación de un aperitivo preparado por  el Parque Natural de la Sierra Calderona al final de cada tarde.

Elvira nos traslada temporalmente a través de las páginas de su libro al Madrid del Siglo de Oro y los corrales de comedias. La fama que disfrutaban las cómicas de teatro en España -a diferencia del resto de Europa-, era tal que en aquel momento llegaron a ser mujeres influyentes, cultas y muy libres, pues podían incluso escribir y dirigír sus propias obras, disponer de su propio dinero, viajar, tener amantes y hasta se divorciarse. Eso sí, debían estar casadas para poder actuar en los corrales.

La novela relata la historia de la cantante, bailarina y actriz de teatro conocida primero como Marizápalos, y más tarde como La Calderona, que alcanzó gran  éxito en las tablas le llevó a relacionarse con la aristocracia del momento, e incluso a convertirse en la amante del rey Felipe IV, con quien tuvo un hijo, Juan José de Austria, uno de los dos únicos bastardos que reconoció el monarca de los treinta que se calcula que tuvo, aparte de los quince hijos que engendró en sus dos matrimonios.

Ese escándalo sexual motivará que, para evitar el escándalo, tras el nacimiento del niño el rey ordenara que fuera recluida en el monasterio benedictino de Valfermoso de las Monjas (Guadalajara), donde llegó a ser abadesa, desde 1643, hasta su muerte, en 1646. Sin embargo, según la leyenda, La Calderona huyó del convento y vivió oculta en la sierra que lleva su nombre, entre el Norte de Valencia y Sur de Castellón, donde quiso volver a gozar de su libertar, y vivir alguna más de las mil vidas que interpretó en su juventud. Todavía se dice que se conserva la casa en la que habitó…,

Pero lo que se cuenta es una cosa, y lo que queda es otra: Existe un documento del gremio de actores que certifica la muerte de la actriz en Madrid, en 1678, y detalla las limosnas que le pagaron en sus últimos años. Y hay constancia de algunos rumores de la época que sugerían que Juan José de Austria no era hijo del rey, sino del duque Ramiro Núñez de Guzmán, viudo de la hija del conde-duque de Olivares, que también fue amante de la actriz.

Sea como fuere, esta novela de aventuras que la escritora ha tardado en cocinar cerca de cinco años (en 2015 se puso en contacto con quien esto escribe), no sólo recoge la historia de esta gran mujer que en los últimos años parece estar de moda, pues se le han dedicado dos obras de teatro basadas en su vida, como son «La puta enamorada», de Chema Cardeña y «La Calderona«, de Rafael Boeta, donde se interpreta incluso un rap, sino que además su rocambolesca historia le ha servido para ilustrar la vida de los actores y del teatro del siglo de Oro, que se gestó en los corrales de comedias, al dividir las obras en tres actos: presentación, nudo y desenlace, y que Lope de Vega (y no Shakespeare; con cinco actos) les imprimió un ritmo y un diseño que ha llegado hasta nuestros días.

InfoPalancia

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA