El pasado viernes 17 de julio se ha mantenido una importante reunión entre el Presidente de la Mancomunidad, Ramón Martínez, Francesco Tonucci, prestigioso psicopedagogo, investigador y dibujante italiano, Juan Corchado, inspector jefe de la Inspección Territorial de Educación de Castellón y David Cuesta, profesor de secundaria, arquitecto y encargado de adaptar y coordinar el proyecto La ciudad de los niños en el Alto Palancia. En ella se ha hablado, además del proyecto en sí y de la inminente adhesión a la Red Internacional de municipios acogidos al mismo, de la importancia en la educación de la escuela rural y del reconocimiento y trabajo en el entorno inmediato.

Francesco Tonucci (Fano, 1940), creó el proyecto “La ciudad de los niños” en mayo de 1991 en su ciudad natal. Su idea principal es dar a la infancia los derechos que se le reconocen en la Convención sobre los derechos del niño (UNICEF, 1989) y no considerar a los niños como ciudadanos del futuro, sino como ciudadanos del presente.

Con este proyecto se pretende que los niños puedan salir solos de casa, que puedan recorrer las calles solos y con sus iguales y que puedan vivir experiencias propias sin la vigilancia directa de los adultos. Para esto es fundamental renegociar la relación de poder entre los vehículos y la ciudadanía y ofrecer una seguridad real para tranquilidad de las familias. Además de devolver la calle a los niños hay que planificar la ciudad con el niño como parámetro en lugar de los actuales: adulto trabajador y automóvil. Una ciudad apta para los niños, lo será para todas las diversidades. Es el momento de detener este progreso apresurado, de volver a poblar los centros históricos, de devolver la calle a los niños y por tanto a todas las personas, de fomentar las relaciones personales y el pequeño comercio. Si hay niños en la calle, ese pueblo es seguro, ya que habrá más adultos pendientes de ellos. La principal herramienta es que los responsables políticos escuchen y tengan en cuenta la opinión de los niños a la hora de planificar. Por eso deben crearse los Consejos de Niños en cada pueblo, que se reunirán periódicamente con los alcaldes para expresarles sus puntos de vista.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
Como el proyecto original está pensado para ciudades medianas y grandes, se ha tenido que hacer una adaptación para llevarlo a cabo en el mundo rural, concretamente en toda la comarca del Alto Palancia. Algunos municipios de la comarca y en concreto de la Mancomunidad Intermunicipal del Alto Palancia ya han iniciado estas acciones y han acordado en el pleno la adhesión al proyecto, que se presentó en la Junta de Gobierno de la Mancomunidad el pasado octubre de 2019. Ahora es voluntad de la Mancomunidad el adherirse a él y a la Red Internacional de municipios acogidos a La ciudad de los niños. Están convencidos de que este ambicioso proyecto puede unir a los pueblos y ayudar a consolidar población, ya que implica a toda la sociedad, desde la escuela rural, con los CRA a los que tan acostumbrados estamos, hasta comercios, asociaciones y todas las franjas de población.

Para llevarlo a cabo contamos, entre otros, con la ayuda de David Cuesta, que está presentando, explicando y asesorando en el proyecto a todos los municipios interesados, de Juan Corchado, que ha mostrado desde dentro de la Conselleria de Educación el interés de desarrollar este proyecto en nuestra comarca y con el asesoramiento de personas como Mar Romera, Lorena Morachimo y el propio Francesco Tonucci.

En la reunión, Francesco Tonucci se ha ofrecido a dar formación a docentes y demás participantes en el proyecto y también se ha comentado la posibilidad de realizar una jornada presencial a primeros de septiembre, donde se abordaría este proyecto de una forma más exhaustiva y donde se daría a conocer a la ciudadanía para implementarlo de forma progresiva y participativa.

Mancomunidad Alto Palancia