Ante la situación originada por la extensión del Covid-19, tras haber sido decretado el ‘estado de alarma’ por el Gobierno de España y después de haber consultado con el Consejo Episcopal y atendiendo a la petición de varios sacerdotes, dispongo para nuestra Diócesis las siguientes medidas:

  1. La Diócesis de Segorbe-Castellón colabora y seguirá colaborando con las autoridades civiles y sanitarias acatando todas sus disposiciones, y exhorta a todos sus fieles a respetarlas con responsabilidad.
  2. Invita a todos a intensificar la oración en estas circunstancias, con verdadero espíritu cuaresmal.
  3. Desde hoy, lunes 16 de marzo, todos los templos de la Diócesis de Segorbe-Castellón permanecerán cerrados hasta que remita el alto riesgo de contagio.
  4. Los sacerdotes permanecerán siempre disponibles para la atención espiritual, especialmente para los enfermos y necesitados de consuelo espiritual. Corresponde a los sacerdotes acompañar en todo momento al Pueblo de Dios, permaneciendo al servicio de los fieles, para ayudarles a vivir su fe en comunión con la Iglesia, invitándoles a permanecer cerca de Dios a través de la oración e invocando constantemente la protección de la Santísima Virgen.
  5. Los sacerdotes celebrarán la santa Misa en privado, sin asistencia de público; salvo en los conventos y monasterios de clausura y residencias con capellán, que se celebrará a puerta cerrada sólo para los miembros de estas comunidades.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
Se pide a los sacerdotes que incluyan en la celebración eucarística peticiones para la erradicación de la pandemia, por los fallecidos, enfermos y sus familias, así como por los profesionales sanitarios abnegados y dedicados a costa de sus propias vidas a salvaguardar las nuestras pensando en el bien común.

  1. Se mantienen los actos litúrgicos de la Semana Santa, aunque haya que celebrarlos sin asistencia de público.
  2. Apelando a la responsabilidad de todos y atendiendo a esta excepcional situación se considera necesario suspender todos los actos públicos previos así como las procesiones de Semana Santa, agradeciendo la comprensión de todos los fieles.
  3. La actividad sacramental en las parroquias (bautismos, bodas, funerales) quedará al criterio de los párrocos, en diálogo con la familia, contando con el Vicario general y siempre con un grupo muy reducido de participantes.
  4. Como ya se decretó con fecha 14 de marzo, se dispensa de la obligación de participar en la Eucaristía los domingos y demás días de precepto (cfr. C. 1247 CIC) a todos los fieles cristianos de la Diócesis de Segorbe-Castellón y a todos los fieles cristianos que de hecho se hallan en este territorio. Recomendamos que las personas y las familias participen en las misas retransmitidas a través de los medios de comunicación y las redes sociales, viviendo la comunión espiritual.
  5. Se suspenden las visitas turísticas a los templos y museos de la Iglesia.
  6. Se mantienen el resto de disposiciones dadas por la Vicaría general con fecha 12 y 14 de marzo de 2020.

Estas medidas entran en vigor hoy, lunes 16 de marzo, con la publicación en la página web del Obispado y permanecerán vigentes hasta nuevo aviso.

Invitamos a los fieles a continuar rezando por los enfermos y los difuntos, por el personal sanitario, por los trabajadores y los empresarios, por las familias y el Estado, acogiéndose a la intercesión de Nuestra Señora, la Virgen de la Cueva Santa y haciendo suya la oración del papa Francisco:

“Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos con la voluntad del Padre y a hacer lo que nos diga Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas, que estamos en la prueba, y líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita. Amén”.

Casimiro López Llorente – Foto:José Plasencia