[useful_banner_manager banners=30 count=1]La escuela pública parece haberse convertido en una de las mayores preocupaciones del PSPV-PSOE, dado que mientras el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Segorbe visitaba ayer el colegio Pintor Camarón para evaluar el inicio del curso escolar los socialistas provinciales emitían un comunicado haciendo un llamamiento a la Diputación Provincial para que subvencione a los Ayuntamientos la compra de libros de texto.

De igual forma los socialistas provinciales han criticado hoy en otro comunicado el hecho de que el Gobierno Central haya rechazado la propuesta socialista de incluir en los presupuestos generales del Estado una partido de 80 millones de euros para el citado fin.

Por su parte el bipartito local acudió ayer en pleno al aulario de infantil para “mostrar su apoyo a la escuela pública. Los concejales muestran su respeto a todos aquellos segorbinos y segorbinas que deciden escolarizar a sus hijos en centros privados o privados concertados, pero quieren poner de manifiesto su posicionamiento programático ideológico en favor de la escuela pública y aseguran no engañar a nadie en la defensa de lo público, especialmente en lo referente a la educación”, según indican desde el departamento de prensa del consistorio segorbino.

Por ello, el actual equipo de gobierno “ha destinado 8.000€ procedentes de la partida de retribuciones salariales de los siete concejales para la compra de libros con el objetivo de formar un banco de libros de manera que sean totalmente gratuitos para las familias. Asimismo, para los alumnos de 3 y 4 años, se dotará al colegio de bonos para material escolar”, como ya ha explicado en diversas ocasiones el gobierno local.

La concejala de educación, Mercedes Pérez, “ha mantenido diversas reuniones en lo que llevamos de curso con los centros educativos y así lo seguirá haciendo durante el ejercicio, para realizar un seguimiento de la educación en Segorbe y mantener un contacto fluido con los profesionales del sector”.

La Educación preocupa al PSOE

Chelo Torrejón.