En el marco los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para prevención e investigación de los robos y hurtos en el campo y las explotaciones agrícolas y ganaderas, y en plena campaña de recogida algarroba, la Guardia Civil de Castellón y especialmente los Equipos ROCA, refuerzan las medidas de seguridad para impedir la comisión de este tipo de delitos, incrementando las inspecciones, vigilancias e investigaciones de todas las fincas rurales e instalaciones agrícolas y ganaderas, apoyados por el resto de Unidades que forman parte de la Guardia Civil.

El Equipo ROCA de Vinaroz ha investigado en dos operaciones diferentes a ocho personas como supuestas autoras de 17 delitos de hurto de algarrobas y ha detenido a otras dos por los delitos de hurto y por un delito de simulación de delito, todos ellos perpetrados en fincas de varias localidades del Baix Maestrat (Castellón).

En la primera operación, con la ayuda de la colaboración ciudadana, la Guardia Civil recuperó parte del producto sustraído en la comisión del robo de algarrobas.

Los supuestos autores fueron sorprendidos hurtando este fruto en una finca de la localidad de Sant Rafel del Riu, huyendo del lugar en una furgoneta con parte de lo recogido y dejando otro vehículo abandonado con 400 kg de género en su interior, que fue entregado a su propietario.

Con las pesquisas realizadas se consiguió averiguar la autoría del ilícito, quienes además, habían simulado la sustracción de la furgoneta abandonada para intentar despistar a los agentes.

RODOLFO Y VENTURA

Los mismos fueron localizados, deteniendo a dos de ellos como presuntos autores de un delito de simulación de delito y de hurto de algarrobas y a un tercero como investigado por colaborar en el hurto.

En la segunda actuación, el Equipo ROCA de Vinaroz procedió a la investigación de dos personas que habían sido sorprendidas “in fraganti” hurtando más de 500 kg de algarrobas en una finca de la localidad de Vinaròs.

A raíz de estos hechos se procedió a la apertura de una investigación que determinó que estas personas junto a otras seis, se dedicaban a la comisión de hurtos de forma continuada y sistemática de algarrobas, en fincas que afectaban a las localidades de Vinaròs, Sant Jordi, Benicarló, Càlig y Cervera del Maestre, realizando posteriormente, las ventas del género en la provincia de Tarragona y registrando las mismas a nombre de un tercero, con el fin de ocultar sus identidades y dificultar la actuación policial.

Estas siete personas han sido investigadas y se les atribuyen un total de 16 delitos de hurto con un montante de producto sustraído de 11640 kilos, y un beneficio según la documentación analizada de 7800 euros.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Decanatos de los Juzgados de Vinaròs.

La actuación ha sido realizada por efectivos del Equipo ROCA de Vinaròs.

El refuerzo de la seguridad en el campo por parte de Guardia Civil junto con la colaboración de los propios agricultores es importante para frenar el robo de productos agrícolas en plena campaña, así como la comercialización de los mismos.

Interponer la denuncia es determinante para la recuperación del producto o los materiales sustraídos.

Guardia Civil