JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
ESCUELA DE DANZA

Tres vacas y un toro capón, pertenecientes a la ganadería de La Espuela, de Alcora, se han escapado a medio día en el municipio de Viver y huido por la antigua carretera nacional en dirección a Jérica y después a Novaliches.

La huida de los astados ha obligado a detener incluso la circulación de un tren en la Estación de Renfe de Jérica, donde los animales han intentado refugiarse y finalmente ha sido atrapado el toro capón después de que hubieran sido atrapadas cerca de Novaliches las otras tres vacas escapadas.

La escapada de los cuatro astados, que antes de las cinco de la tarde ya habían sido atrapados, ha creado una gran expectación y algarabía entre los vecinos, muchos de los cuales  han vivido momentos de riesgo y emoción.

Y es que los toros han llegado a Jérica, por la antigua carretera y pasado en manada por la calle del Loreto y la avenida de la Constitución, en las que se han cruzado con un numeroso grupo de excursionistas y decenas de personas que estaban tomando el aperitivo en uno de los numerosos bares existentes en la principal arteria de la población.

La situación ha requerido la intervención de la policía, guardia civil y Samu, y un buen número de aficionados taurinos, que han ayudado a las fuerzas de seguridad y a los ganaderos a cortar la carretera y desviar a los animales hasta atraparlos.

Los hechos han ocurrido después de La Entrada del ganado celebrada dentro de las fiestas de Viver, en el momento en que las vacas eran subidas al camión de la ganadería de La Espeuela en el que iban a ser transportadas hasta Alcora.

El suceso ha creado momentos de gran tensión y los dirigentes políticos de los pueblos afectados han emitido sendos bandos alertando a los vecinos de la situación.

Ana Monleón/ Alejando Ibáñez/ José Toledo/ Chelo Torrejón/ José Plasencia