RODOLFO Y VENTURA
La borrasca Gloria no deja de causar daños en los diversos municipios de la comarca del Alto Palancia, en los que las caídas de ramas, árboles truncados, desprendimientos de aleros y carreteras cortadas se han convertido en una constante.

En Segorbe la caída de pinos y ramas rotas ha sido muy abundante, de tal forma que alguno de uno de ellos cayó anoche sobre un edificio de tres plantas ubicado al comienzo de la Calle Pastora, junto al paseo de Sopeña, afectando a la última planta.

El ejemplar, de unos 12 metros de altura aproximadamente, causo daños en la terraza y la cubierta del edificio.

Otro árbol de gran tamaño también se desplomó anoche a causa del viento en el patio del Seminario junto a la calle José Gimeno Agius.

En las pedanías de Villatorcas y Peñalba, también han caído ramas y árboles. Además en esta última un poste de teléfono presenta presenta peligro de caída en una zona muy próxima a los Salones Idúbeda.

Así mismo, en la calle Cervantes el tejado de una casa deshabitada se ha desprendido parcialmente y en la calle Julio Cervera el tejado de un comercio ha sido añado.

De igual forma las chapas del tejado de una nave en el polígono de La Esperanza, en la calle Cantabria. También en la calle Entrada de Toros y Caballos se produjo el desprendimiento de parte de la pared de un edificio. Y en la calle Peñalba cayeron cascotes a la vía pública.

La fuerza del viento también produjo la caída de cristales a la vía pública, procedentes de una ventana de una vivienda de la calle Cerezo.

Chelo Torrejón