El pasado sábado 26 de septiembre tal y como estaba previsto, los corredores de fondo José Genovés, Carlos Plantado, Javier Sandalinas y Paco López consiguieron completar los 44 kms del primer maratón de montaña «Senda de los cartujos. -Travesía del silencio, que partiendo desde la plaza del Olmo de Navajas une las cartujas de Valldecrist en Altura y Porta Coeli en Serra.
Con la consecución de este reto preparado desde hace meses, en el que colaboró como asesor cultural de la travesía el iniciador de este camino y miembro de la Asociación Cultural Cartuja de Valldecrist, José Ángel Planillo, informando detalladamente del recorrido y del gran contenido histórico y natural que lo sustancia, se ha conseguido poner sobre la mesa una nueva forma de conocer esta cercana y extraordinaria ruta que anduvieron durante siglos aquellos viejos cartujos y que hoy supone una gran oportunidad cultural, histórica, deportiva, natural y también personal en nuestra Comunidad Valenciana.
Este nuevo maratón de montaña que aprovecha la Senda de los Cartujos, recién señalizada por el Parque Natural de la Sierra Calderona, supone la unión de Castellón y Valencia a través de un pasillo natural entre dos grandes sierras, Espadán y Calderona, ofreciendo una gran oportunidad turística y social para las comarcas de Camp de Turia y Alto Palancia mediante una ruta plena de diversidad geológica y vegetal que la enriquecen de forma exponencial.
José Bienvenido Genovés Badía, promotor de esta prueba, nos destaca todos estos aspectos de este maratón especial que lograron culminar con  éxito en 5h y 20 minutos y que con intención de facilitar su utilización a grupos e instituciones así como su disfrute general, ha sido subido a internet en la página wikiloc con el nombre «Navajas-Cartuja Portacoeli (Senda de los Cartujos)», subrayando del día de la carrera el disfrute deportivo y personal, al encontrarse con fauna local al amanecer, con los bellos rincones que descubrieron cerca de Masía de Uñoz, con las vistas magníficas al dejar atrás el Pico del Águila, disfrutando del mar con las Islas Columbretes en el horizonte,con los frondosos barrancos de rodeno y alcornoques, con los renacidos pinares repoblando de verde las montañas y con esa mirada interior que nos dejaron los viejos cartujos y que nos permite valorar y agradecer… un auténtico tesoro, un verdadero y cercano regalo que muy fácilmente podemos disfrutar.
José Genovés
JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA