© La Musical de Navajas homenajea a sus socios más longevos .-

navajas-musica-w4

Educandos. Foto:V.Plantado

La unión, el esfuerzo y la dedicación son tres valores que destaca Luis Rosalén Torres, presidente de la Unión Artística Musical de Navajas, como básicos para el buen funcionamiento de la sociedad, “donde el factor humano es el que hace que estemos unidos todos en torno a la música, trabajando día a día por la Banda y la Escuela de Educandos”.

La celebración de Santa Cecilia, durante el pasado fin de semana en Navajas estuvo marcada por la música y la convivencia. Pasacalles, dianas, cenas, reconocimientos, etc., toda una serie de actos entre los que cabe destacar el concierto celebrado el sábado por la tarde en el Auditorio Municipal.

El nuevo director de la UAMN, el puzolense Borja Zanón González, preparó un concierto sugestivo, ameno y entretenido, con el intermedio de la zarzuela ‘La Torre del Oro’ de Gerónimo Giménez y obras de compositores valencianos como ‘Lo cant del Valencià’ de Pedro Sosa (Requena), ‘Musical Apolo’ de Amando Blanquer (Alcoy) y ‘El racó de l’Or’ de Saül Gómez (Ontinyent).

La primera parte del concierto la protagonizaron el conjunto instrumental de la Escuela de Educandos “Maurice André” que, dirigidos por el director alturano Job Navarrete Plasencia, ofrecieron a los casi doscientos asistentes un repertorio del compositor holandés Jan de Haan, completando su actuación con villancicos populares.

ESCUELA DE DANZA
En el intermedio del concierto se dio la bienvenida a los nuevos músicos que se incorporan a la Banda, Irene Sancho Álvarez, contrabajo y Pablo Badía Sebastián, percusión, a quienes el presidente, Luis Rosalén, les impuso el emblema de la agrupación. También recibieron el emblema el nuevo director, Borja Zanón y el joven Carlos Sanjuán que se ha incorporado como abanderado de la UAMN.

También recibieron el correspondiente homenaje Joaquín Aliaga y Francisco Gálvez por sus veinticinco años de músicos y Vicente Rosalén que ha sido durante diecisiete años el abanderado.

Al finalizar el concierto se interpretó ‘El canto a Santa Cecilia’ del valenciano Salvador Chuliá, cantado por los niños y niñas de la Escuela de Educandos.

Pero sin duda el acto más emotivo se realizó en la sede de la UAMN, en la Casa de la Música, donde la Sociedad Musical, reconociendo el continuo apoyo como socios más longevos de la agrupación, nombró a Antonio Villalba Aucejo y Vicente Aliaga Arnau, Socios de Honor, que estuvieron acompañados por sus esposas, familiares y amigos.

La Musical de Navajas homenajea a sus socios más longevos

Vicente Plantado