© Copyright Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia -La Procesión del Silencio marca el primer viernes de cuaresma

El silencio fue  la tónica dominante de la llamada Procesión del Silencio celebrada anoche en Segorbe por la Cofradía de la Santísima Trinidad, en la que los cofrades revestidos con  vestas moradas no desfilaron luciendo extendidas por el suelo las colas de sus trajes como suele ser habitual en el resto de procesiones del año conservando así una de las singularidades de esta recuperada procesión.

La comitiva, presidida por el Santísimo Cristo de las Mercedes, recorrió varias calles del casco antiguo y del entorno de la iglesia de San Joaquín y Santa en la que tiene fijada su sede la cofradía, así como por las murallas medievales, el acueducto y el arco de la torre de la Cárcel.

Así el aproximadamente medio centenar de cofrades participantes desfiló con  la vesta recogida, guantes blancos y vela.  En diversos puntos del recorrido se leyeron párrafos de la Pasión y Muerte de N. S. Jesucristo.

ESCUELA DE DANZA
RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

La Procesión del silencio se recuperó hace cuatro años, recorriendo un itinerario similar al que se hacía en el siglo XVII.  Se trata de un desfile procesional muy austero que por sentencia inquisitorial de principios del citada siglo fue prohibida.

Previamente en la Iglesia de San Joaquín y Santa Ana tuvo lugar la celebración de una Cena Penitencial , en la que los cofrades entregaron alimentos no perecederos o limosna para Caritas, en lo que oficialmente fue el primer viernes de cuaresma.  La Procesión del Silencio marca el primer viernes de cuaresma