© La segorbina Elvira Ibáñez cumple 100 años .-

La segorbina Elvira Ibáñez cumple 100 añosCuando se cumple un siglo de vida cualquier persona merece un homenaje. Unas veces parten de los Ayuntamientos, otras de las agrupaciones de jubilados y la mayoría de las veces de la personas más próximas, tal y como le ocurrió a la centenaria Elvira Ibáñez de los Santos Juanes, que ayer fue agasajada con una fiesta por sus familiares más íntimos.

La mujer disfrutó ayer del cumpleaños de su centenario junto a sus familiares, sobre todo con sus dos hijos, Ramón y Manolo; sus dos nietos, Ignacio y Javier; y su pequeño bisnieto Mario, con una animada comida celebrada en un enclave del río Palancia muy próximo al que le vio nacer en el año 1917. En la celebración también estuvieron presentes su nuera  Carmen, la mamá de su bisnieto, Inma, y sus cuidadoras Nisle y Marta.

Para todos ellos hubo tarta y tanda de recuerdos de una persona que ha vivido entre dos siglos y posee plena lucidez, tales como la dos Guerras Mundiales, la Guerra Civil Española, la llegada del hombre a la luna,  el descubrimiento de la penicilina,  la constitución de la Mutua Segorbina y la llegada de Internet a nuestras vidas entre otras muchas cosas.

Esto último le coge a la anciana un poco tarde, ya que esta aunque sigue interesada en las cosas que le rodean prefiere enterarse a través de la televisión, donde para su gusto “quitan las letras que salen demasiado rápido y no me da tiempo a leerlas”.

Elvira siempre ha sido una mujer alegre y fuerte que ha soportado la muerte de sus cinco hermanas y un hermano y la de su propio esposo, aunque ahora vive rodeada del cariño de todos los familiares que le quedan.

ESCUELA DE DANZA

La segorbina Elvira Ibáñez cumple 100 años

Chelo Torrejón