La UCO retira documentación en Navajas de 3 fondos de archivo

La sombra por un presunto delito de prevaricación, malversación, fraude y exacciones ilegales se estrecha contra el que fuera durante veinte años alcalde de Navajas del Partido Popular, José Vicente Torres y el ex secretario de Navajas, Antonio Paredes. El juzgado número uno de Segorbe investiga desde 2016 este caso de presuntas irregularidades contables en el consistorio navajero después de que el Tribunal de Cuentas haya enjuiciado varias causas por alcances y puesto en conocimiento de la Fiscalía de Castelló los informes pertinentes alertando del “caos” en la gestión administrativa y económica dentro del ayuntamiento de Navajas durante el gobierno de la era Torres.

En la actualidad, la investigación se centra en los años de 2013 a 2017 (año hasta el que ha estado trabajando Antonio Paredes como secretario en el ayuntamiento de Navajas hasta ser trasladado a La Freila, en Granada), si bien es cierto que, por el modus operandi, tanto del ex secretario como del ex munícipe del PP, todo hace indicar que periodo podría ampliarse considerablemente. Muestra de ello es el informe de 2016 del Síndic de comptes tras la fiscalización de las cuentas de 2013 en el que se evidencia la falta de contabilidad, las supuestas irregularidades en la contratación de obras, la inoperancia del secretario Paredes y la realización de certificados con información falsa para recibir subvenciones de la Diputació.

Con el fin de esclarecer los hechos varios agentes de la Unidad de Central Operativa UCO tomaron ayer la sede del ayuntamiento navajero desde primera hora de la mañana para obtener toda la documentación pertinente relativa a esta época, así como la contabilidad y los archivos digitales de los ordenadores del consistorio. Durante casi 8 horas, los agentes estuvieron recabando información de ordenadores en la casa consistorial, para acudir toda la tarde al archivo municipal, ubicado en el Auditorio Municipal de Navajas, AMUNA, y recabar las facturas y documentos pertenecientes a estos cuatro años en los que se está centrando la investigación inicial. Asimismo, se registraron las dependencias del antiguo ayuntamiento.

RODOLFO Y VENTURA
Los agentes tomaron declaración a los funcionarios para conocer el modo de trabajar del antiguo secretario y el alcalde, así como la situación en la que se encontraba el consistorio al llegar el nuevo equipo de gobierno formado por Alternativa por Navajas. Durante el registro, también estuvieron presentes algunos de los ediles de Alternativa y la alcaldesa actual, Patricia Plantado, que mostró su total colaboración con la UCO.

Plantado apuntaba ayer que “estamos colaborado y seguiremos colaborando con la justicia, facilitando expedientes y viendo todo lo que se necesiten” y recordó que “lo que se está investigando ahora es acerca de la gestión contable del anterior equipo de gobierno, donde no entrarían temas urbanísticos”. La edil destacó que el actual gobierno ha puesto desde que entró en conocimiento del Tribunal de Cuentas las irregularidades encontradas.

Durante toda la mañana, el consistorio permaneció cerrado para la realización de cualquier trámite entre los ciudadanos.

Sería tras la llegada de Alternativa Por Navajas en las últimas elecciones municipales cuando el equipo de gobierno sacase a la luz numerosas irregularidades sobre la situación en la que encontró el Ayuntamiento evidenciando la falta de documentación contable de varias anualidades, una deuda asfixiante de más de 5,5 millones de euros, multitud de facturas impagadas a proveedores, numerosas causas con la justicia y un ayuntamiento totalmente quebrado económicamente que hacía prácticamente inoperativa la gestión municipal. Ante esto, son varias las denuncias interpuestas ante la Fiscalía, el Tribunal de Cuentas, el juzgado y la Sindicatura las que el ayuntamiento tiene pendientes contra Torres y Paredes. En 2016, el Sindic realizó un informe demoledor acerca de las cuentas de 2013 donde se reflejaban presuntos indicios de delitos graves que puso, además en conocimiento el Tribunal de Cuentas.

El ex secretario devolvió, hace 15 días, 14.570,29 euros por transferencias que efectuó desde la cuenta del consistorio navajero a su cuenta personal, sin ninguna justificación, para proceder al archivo de las actuaciones que interpuso el ayuntamiento en el Tribunal de Cuentas.

Por su parte, el alcalde, José Vicente Torres acabó dimitiendo en 2014 después de que el PSPV sacase a la luz que se habría falsificado el acta de un pleno y los datos de manera telemática para justificar que las cuentas de 2006 habían sido aprobadas y recibir subvenciones estatales.

Ana Monleón – Fotos:A.M

La UCO retira documentación en Navajas de 3 fondos de archivo