Las carencias del Rockódromo dificultan el proyecto de actividades

El Partido Popular de Segorbe ha criticado duramente las numerosas carencias con que nace el rockódromo construido por el gobierno local junto a la Ciudad Deportiva, ya que este carece de los aseos y sistema eléctricos de refuerzo exigidos por la ley para que cada uno de los espectáculos a desarrollar en él a cielo abierto pueden conseguir el correspondiente proyecto de actividad.

Las condiciones para obtener dichos permisos, que en realidad no han tenido nunca la mayor parte de las discomóviles celebradas en Segorbe, vienen determinadas por la ley de espectáculos públicos de la Comunidad Valenciana.

Por ello el PP entiende que el nuevo rockódromo “se ha quedado literalmente a medias”, máxime teniendo en cuenta que ni está asfaltado y ni cuenta con aseos para los asistentes ni con vestuarios ni almacenes para los grupos o asociaciones que organicen allí sus eventos”.

“El alcalde Magdalena y su equipo de gobierno han vuelta a demostrar una capacidad nula para gestionar el dinero de los segorbinos. Pese a que alardearon el último pleno del dinero que atesora el Ayuntamiento, casi 6 millones de euros, han sido incapaces de dotar esta instalación de los servicios básicos para realizar eventos musicales como festivales, verbenas o discomóviles”, aseguran.

Los populares  exigen al alcalde que “rectifique y realice las obras necesarias para que ese recinto disponga de esos servicios básicos y mínimos necesarios para que allí puedan organizarse eventos en buenas condiciones. Magdalena califica de chapuzas propuestas del PP que luego acaba votando a favor, y presenta ante los segorbinos una instalación, que de concluirla así, sí que es una verdadera chapuza”.

Un Festival de DJ`S será el próximo día 23 el espectáculo inaugural del nuevo recinto multiusos o rockódromo, en cuya construcción el Ayuntamiento ha invertido algo más de 35.000 euros. Las obras han afectado a un área de 2.000 metros cuadrados, declarados en el PGOU como suelo dotacional.

RODOLFO Y VENTURA

Chelo Torrejón – Foto:Jose Plasencia

Las carencias del Rockódromo dificultan el proyecto de actividades