Esta actividad ha tenido una gran acogida por parte de los segorbinos. Cada martes y jueves de este verano, han asistido 20 personas por día para hacer deporte en el Botánico Pau, cumpliendo con el aforo de este recinto abierto.

Se han realizado un total de 12 sesiones de Ritmofitness entre julio y agosto, el doble de las que se realizaron en 2019. En esta edición se ha incrementado de uno a dos días de actividad a la semana y se ha cumplido con las medidas higiénico-sanitarias marcadas por la normativa vigente de la Conselleria de Sanidad.

“Desde la Concejalía de Deportes estamos muy satisfechos con la actividad y la respuesta de la gente, pues se han alcanzado los objetivos marcados, que no eran otros que dinamizar la población, restablecer la práctica deportiva y acercarla de forma gratuita para todos los públicos. Favorecer y fomentar los hábitos físico-saludables entre los segorbinos de forma segura, como medio de reactivación deportiva, es un compromiso que asumimos con el Plan ‘Segorbe en Forma’, siendo ésta una de las 35 medidas que lo componen”, asegura Estefanía Sales, Concejala de Deportes.

El Ayuntamiento aprobó en el último Pleno el Plan “Segorbe en forma”, un programa que se traduce en 35 medidas de seguridad que permiten una práctica segura del deporte en la actual situación sanitaria.

Además, en función de la evolución de la pandemia, se seguirán impulsando actividades deportivas como la segunda edición del programa “Deporte para todos”, que se inició la pasada Navidad y que el coronavirus impidió que se realizaran las sesiones previstas para Semana Santa.

Gabinete municipal

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO