“Sin ser todo lo agresiva que podía haber sido y habiendo tenido bastante piedad por el ser humano, la naturaleza ha actuado en defensa propia”.

Ella estaba al límite por haberla sometido y castigado tantas veces. Necesitaba un respiro y actuó. Una vez más, ha demostrado quien es más fuerte, pero al mismo tiempo quien es más noble.

Un aviso más que nos da y el que avisa no es traidor. Nosotros veremos como actuamos a partir de ahora, porque si la seguimos dañando de esta forma, volverá a actuar.

Los pájaros cantan con alegría y la vegetación luce su mejor color.

Además, nos está haciendo un grandísimo favor, ya que la contaminación es algo que nos afecta de forma muy negativa.

La naturaleza es bondadosa y nos cuida, cosa que nosotros no hacemos. Nos da lecciones como si de nuestra madre se tratase y nosotros, como adolescentes revelados, no la escuchamos.

Existen muchas especulaciones a cerca de cómo ha llegado este virus, y cada persona tiene la suya totalmente respetable. La mía es esta.

Aprendamos de esta lección y no volvamos a cometer los mismo errores que venimos cometiendo a lo largo de muchas años por el beneficio propio económico. Dejemos de dañar a nuestra madre naturaleza, vendiéndola a un precio tan barato como es el del dinero.

No nos olvidemos que de ella sale la materia prima para los billetes que utilizamos para traicionarla.

Pues si a ella se le acaba la paciencia, el dinero no servirá para nada.

«No subestimes el poder de quien te avisa sin palabras»

Vicente Herrero – Foto: José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO