El colectivo cultural La Libélula Negra, cuyo objetivo es recuperar cultura, arte y tradición de Teresa, localidad del Alto Palancia, ha organizado un par de actividades para el llamado fin de semana de Todos los Santos.

Las actividades están abiertas al público en general y en especial a los residentes y visitantes del Alto Palancia.

Así, a través de un proceso participativo en el que personas mayores de Teresa han dado su testimonio, los componentes del colectivo han rescatado historias del pasado de Teresa, con los que se ha dado forma a una exposición de carácter etnológico que pone en valor la tradición oral del municipio y objetos cotidianos usados pro nuestros antepasados.

En la muestra son expuestos los testimonios e historias del pueblo, junto a una serie de objetos, que recuerdan como se vivía en la comarca hasta hace relativamente poco tiempo.

La exposición permanecerá abierta del 30 de octubre al 30 de diciembre de 2020 y podrá ser visitada los jueves coincidiendo con el día de celebración de mercado,  de 10:00 a 12:00 y los sábados de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00.

La inauguración de la exposición “In Teresa. Memoria del Presente. tendrá lugar el próximo día 30 a las siete de la tarde en la Casa de la Cultura.

Por otro lado el colectivo también ha recuperado la representación de “Don Juan Tenorio” que hace años se hacía la noche de Todos los Santos, y  en la que actuaba gente del pueblo o en defecto pequeñas compañías de teatro.

Este año la obra será representada por la compañía de teatro La Tartana, que escenifican una versión contemporánea de “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla.

Para ver el espectáculo se cobrará una entrada/donativo de 2 euros. La representación se llevará a cabo en el Salón de Actos el día 31 de octubre a las siete de la tarde.

El colectivo cultural La Libélula Negra, de Teresa, ha nacido con el objetivo de recuperar tradiciones, cultura y arte. Para sus dos fundadoras, Pilar Cortés y Águeda Forés, es el momento de actuar, de utilizar la cultura como dinamizadora socioeconómica del territorio y así detener su despoblación, combatiéndola con el cuidado y la belleza de las artes.

El colectivo debe su nombre a las libélulas que en verano habitan el río Palancia y que tantas fábulas, mitos y leyendas han protagonizado en la historia.

Chelo Torrejón

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO