-Linde hace una película sobre el cura de Altura «Don Félix»

Coincidiendo con el aniversario de su muerte el próximo mes de marzo, el cineasta alturano Alejandro Linde ha editado una película documental acerca de la figura del que fuera párroco del municipio durante cuarenta años, “Félix Gómez Muñoz. Sacerdote”, conocido además por su cualidad y don como zahorí. Todo un homenaje a esta querida figura con la que Linde pretende hacer justicia, homenajear y agradecer al sacerdote fallecido su dedicación espiritual y personal con el municipio, del que es hijo adoptivo, y sus vecinos.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
En total, 1 hora y 28 minutos donde Linde recoge veinte testimonios diferentes de distintos ámbitos, tanto políticos, como religiosos, de familiares y amigos en los que se repasan grandes acontecimientos, anécdotas, circunstancias y vivencias del párroco, aspectos de su personalidad e impresiones emotivas de su recuerdo haciendo guiños a su lugar de nacimiento, Granátula de Calatrava, a su estancia en Altura, a su dedicación religiosa y a su “trabajo” altruista como zahorí, con la localización de más de 800 pozos de agua en todo el mundo. La película recoge además testimonios personales del propio párroco grabados por el cineasta a lo largo de los años. No es la primera vez que Linde realiza un documental sobre la figura de este sacerdote “con carisma singular” ya que, en 2008, se presentó “El Enigma”, filme que recogió los trabajos y las excavaciones que se llevaron a cabo, de manera infructuosa en San Vicente de la Roqueta para exhumar los restos de San Vicente Mártir.

Tal como explica el propio Linde, con la muerte del sacerdote se despierta en mí la intención de realizar una película en homenaje y agradecimiento a su persona. Película que discurrirá de un modo no lineal, sino que irá mostrando pasajes de su vida, en los que el mismo tendrá sus intervenciones.

Y es que, para Linde Gómez “fue un hombre dotado de cualidades excepcionales”. A su profunda fe religiosa y su entrega al sacerdocio, se unió el descubrir en sí mismo la facultad de zahorí, surgida cuando los geólogos y zahories que buscó con anterioridad, negaron la posibilidad de que existiera agua en el Santuario de la Cueva Santa de Altura. “Él, explica, le pidió a la Virgen que si lo dotaba de esa capacidad utilizaría ese don para buscar agua para en santuario”. El 22 de agosto de 1986 se produjo el alumbramiento de una caudalosa corriente de agua en el mismo tras la localización por su parte de este pozo. Una labor que comenzó ahí pero que desempeñó por todo el mundo con la localización de más de 800 pozos. Asimismo, comenta Linde, “esta profunda capacidad que poseía le permitió encontrar reliquias de mártires de la Guerra Civil y fue requerido para localizar los restos de San Vicente, aunque finalmente, la dificultad de las excavaciones llevaron a paralizar el proceso.

La película será proyectada en distintas teles locales y provinciales a partir del 3 de marzo.

Ana Monleón