Los 50 Caños perdieron el agua el fin de semana

RODOLFO Y VENTURA
La extracción de los tapones de tres de los aliviaderos de la Fuente de los 50 caños de Segorbe ha dejado, durante el pasado fin de semana, a uno de los lugares más emblemáticos de la cuidad y de mayor interés turístico sin agua que brotaba de sus caños. Así lo confirmaron ayer desde el ayuntamiento quienes explicaron que se trató de un problema sin apenas importancia, del que «ya se ha dado parte a la brigada« y fue reparado la mañana de ayer.

Y es que, tal como explicaba el concejal de urbanismo, Luis Gil, “fue durante el sábado noche cuando nos dieron aviso del problema, por lo que bajé ayer domingo a ver lo que sucedía y nos dimos cuenta de que alguien había quitado los tapones del aliviadero que hay al lado y regula el nivel de agua para que salga por la fuente, por lo que salía por estos perdedores y faltaba nivel para que llegase a los grifos de la fuente”. Es por ello, comentó Gil, que “simplemente lo que hemos hecho es tapar estos orificios con nuevos tapones, consiguiendo que suba el nivel y vuelva a salir agua”.

Y es que, no es la primera vez que la emblemática Fuente de los 50 caños de Segorbe se queda sin agua, aunque esta vez, la gravedad de los hechos es bien distinta, según aseguraba ayer Gil. Fue en 2013 cuando la detección de 4 fugas en el dique que hacía que el nivel freático del manantial subiera hasta los grifos lo que de la fuente tuvo en jaque al consistorio hasta que, finalmente detectó el problema y dio con las cuatro grietas que fueron reparadas.

En esta ocasión quizá con mala intención, bien por desgaste o bien por una gamberrada de algunos niños jugando la situación fue solucionada sin mayor percance.

Por otro lado, Gil apuntó que el consistorio no tiene intención de limpiar el entorno, lleno de hierbas en la zona detrás de la fuente en lo que queda de verano, ya que “la brigada es la que es durante estos meses y no llegamos a más y, aunque nos hubiera gustado arreglarlo, tampoco hemos podido porque no contamos con partida presupuestaria para ello”. El edil explicó que, además, en la zona del río, que también registra numerosas cañas, el ayuntamiento tampoco puede intervenir, ya que depende de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

Cabe destacar que la fuente de los 50 Caños se encontraba en la ladera del río Palancia, hasta que en la riada del año 1957 desapareció. Cuatro años después, y con el fin de evitar que este suceso se volviera a repetir,  se decidió elevarla dos metros, circunstancia que obligó a subir el nivel del agua y con ello comenzaron a aparecer múltiples averías producidas por los escapes de agua embalsada del manantial.

Ana Monleón -Foto:A.M

Los 50 Caños perdieron el agua el fin de semana