El Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón (CPBC) ha puesto en alerta a todos sus dispositivos para ser activados de forma inmediata en caso de ser necesario ante la alerta naranja decretada a partir de la tarde del jueves 26 de noviembre y durante toda la jornada del viernes 27 por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que contempla la posibilidad de registrar precipitaciones de hasta 40 litros por metro cuadrado en solo una hora en cualquier punto de la provincia.

La activación de recursos, según ha señalado el diputado provincial de Bomberos, Abel Ibáñez, “se realizará gradualmente según las necesidades puntuales de cada momento y cada zona operativa”. Ibáñez, en este sentido, ha pedido a la población “prudencia” y que se informen de las actualizaciones meteorológicas y activación de preemergencias o emergencias a través de la Aemet y GVA112.

El CPBC tiene operativos los cuatro parques de bomberos profesionales ubicados en Benicarló, Oropesa, Nules y Segorbe y los cinco de bomberos voluntarios en Onda, Lucena, Benassal, Morella y Atzeneta, lo que supone un total de 26 camiones autobomba apoyados por 52 equipos de achique divididos en 10 electrobombas, 34 motobombas y 8 turbobombas. Por otra parte, también se cuenta con otros 15 camiones autobomba correspondientes a las Unidades de Bombers Forestals de la Generalitat asignadas al Consorcio de Castelló. Así mismo, está preparada también  la unidad de voluntarios de Protección Civil de Diputación de Castellón para actuar de forma inmediata como apoyo logístico al dispositivo de bomberos.

Junto a todo este dispositivo, el Consorcio de Bomberos tiene también activadas la Unidad de Rescate en Montaña (URM) y la Unidad de Rescate Acuático (URA) con efectivos distribuidos en los parques de bomberos profesionales. La URA dispone de un vehículo remolque dotado con  una embarcación neumática de rescate y el resto de material necesario para atender cualquier rescate en tierra o mar.   Además, cuenta con dos  embarcaciones zodiac de rescate en bajo calado,  tres motos acuáticas de rescate, cinco botes de rescate en zonas de agua estancada y tres embarcaciones semirrígidas bimotor de 10 metros para rescate marítimo con base en los puertos de Benicarló, Oropesa y Borriana.

La Unidad de Maquinaria y Logística (UML), por otro lado, también está totalmente operativa para reforzar a los dispositivos de bomberos con equipamiento de maquinaria pesada y equipos de achique de gran caudal y para actuar posteriormente en zonas con infraestructuras afectadas por la lluvia. La UML dispone de tres palas frontales cargadoras, una pala mixta, tres camiones polivalentes con grúa, tres tractores con cajón trailla, un rulo compactador y diferente equipamiento auxiliar.

Consejos para la población

Desde el CPBC se recomienda a la ciudadanía en general que, de no ser estrictamente necesario, se evite circular por carretera. En caso de hacerlo, bajo ningún concepto se deben atravesar zonas inundadas, ni cauces de ríos y barrancos aunque se crea poder hacerlo. También es importante evitar  programar actividades en la montaña, especialmente en zonas próximas a cauces de ríos y barrancos.

En la vivienda es importante revisar las canalizaciones y bajantes de agua, así como asegurase de que los desagües de terrazas exteriores están limpios para evitar acumulaciones de agua.

Desde el Centro Provincial de Coordinación del CPBC se gestionará, en coordinación con la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a Emergencias (AVSRE) y el resto de administraciones implicadas, todo el dispositivo de actuación del departamento de Bomberos de la Diputación de Castellón.

Gabinete provincial

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO