Gabinete provincial.-

La Diputación de Castellón lleva coordinando y ejecutando desde el pasado mes de marzo a través del Consorcio de Bomberos la segunda fase de desinfecciones de espacios y viales públicos de norte a sur de la provincia. Hasta ayer se han efectuado cerca de 600 actuaciones en 120 municipios y 15 pedanías castellonenses, que han involucrado a un total de 450 miembros de los cuerpos provincial y autonómico de bomberos. El objetivo no es otro que eliminar todo rastro posible de Covid-19 en puntos de paso frecuente de personas.

 Solo en la primera fase, que ha abarcado de marzo a octubre, se han llevado a cabo 468 campañas de desinfección en 118 localidades, mientras que en los últimos dos meses se ha intensificado la respuesta de los bomberos dado la segunda oleada de coronavirus. Hablando en cifras, en los últimos 50 días se han realizado 122 desinfecciones en 66 localidades, que llegarán a ser 150 a finales de año.

 En los últimos días, el plantel de bomberos ha estado desplegado en las localidades de Alcalà de Xivert, Sacañet, Geldo, Almedíjar, Bejís y Benassal. El diputado provincial de Bomberos, Abel Ibáñez, ha explicado que la desinfección se está aplicando en lo que se consideran “zonas de riesgo”, como son ambulatorios, farmacias, ayuntamientos y edificios oficiales, centros de mayores, oficinas bancarias, paradas de autobús, pequeños comercios, contenedores y barandillas de la vía pública. En próximas fechas la dotación de bomberos se desplazará hasta Torás, Almassora y Vistabella del Maestrat.

 El presidente de la corporación provincial, José Martí, ha recordado el papel de servicio público de la Diputación “que, claramente, se ve plasmado en la rapidez y la eficacia del Consorcio para atender las peticiones de los ayuntamientos”, que todavía tienen a fecha de hoy la posibilidad de solicitar la actuación de los bomberos en sus términos. “Desde el inicio de la pandemia el Consorcio Provincial de Bomberos y el cuerpo de Protección Civil se ha volcado con los pueblos de Castellón para hacer más fácil la lucha contra el virus. Lo ha hecho desinfectando calles, plazas y edificios desde el minuto uno, acercando medicamentos y comida a las personas enfermas o repartiendo materiales de protección a la ciudadanía”.

  • Nueva entrega de mascarillas

Precisamente, esta semana integrantes del Consorcio Provincial de Bomberos han efectuado una nueva remesa de mascarillas quirúrgicas a ayuntamientos castellonenses, esta vez aportadas por el Gobierno español para los 127 municipios de la provincia con menos de 20.000 habitantes. Según informa Ibáñez, estos días se han servido más de 28.000 unidades, que serán distribuidas por cada consistorio entre el personal de servicios esenciales y colectivos vulnerables.

RODOLFO Y VENTURA