© Los cambios introducidos agilizan la Ofrenda a la Cueva Santa .-

Con una puesta en escena y una distribución de espacios totalmente distinta a la habitual la ofrenda floral a la Virgen de la Cueva Santa ha transcurrido hoy en Segorbe de forma mucho más fluida y ágil de la acostumbrada, si bien la devoción y fervor de los aproximadamente 1.500 personas participantes en el acto ha sido la misma de siempre.

Y es que el nuevo protocolo de paso y base o pirámide móvil sobre la que se depositan las flores colocada este año por primera vez por el Ayuntamiento ha permitido agilizar y acortar el paso de la ofrenda, ya que durante el transcurso de la ofrenda no estaba permitida la toma de fotos de las segorbinas y segorbinas en el momento de depositar sus ramos.

ESCUELA DE DANZA
RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
Los participantes han podido posar junto a la pirámide floral al concluir el acto para hacerse una foto de recuerdo.

Así las cosas una multitud de mujeres y hombres ataviados con el típico traje de segorbina han participado esta tarde en la ofrenda floral a la Virgen de la Cueva Santa, patrona de la ciudad y de la diócesis Segorbe Castellón, a la que desde tiempos inmemoriales los habitantes de la comarca del Alto Palancia han recurrido para invocar la lluvia.

El cortejo de mujeres y representantes de asociaciones participantes en la ofrenda ha salido a la seis y media de la tarde de la plaza del Agua Limpia y calle Obispo Canubio.

La ofrenda se desarrolló bajo la atenta mirada del obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López, quien compartió asiento con las autoridades locales en el palco presidencial instalado por el Ayuntamiento bajo el retablo de la Virgen en el que hasta ahora se depositaban los ramos.

Las Reinas Mayor e Infantil, Ángela Mínguez y Alba Lereu, ofrecieron sus ramos a la Virgen y le dedicaron unas palabras de respeto y exaltación, lo que emocionó a las dos reinas y a los cientos de mujeres que desfilaron delante de ellas.

La oblación a la Virgen de la Cueva Santa, conocida también con el nombre de Blanca Palomar, atrae anualmente a cientos de mujeres de las provincias de Castellón y Valencia, que invariablemente cambian sus ropas por el típico traje de segorbina con el que la tradición manda que hay que salir ataviada a la ofrenda.

Las peñas Desacato, Guitón y Pellorfa, y las asociaciones de Mujeres, Bolilleras Segorbinas, Residencia de Ancianos, Clavarios de San Antón, falla de la plaza del Almudín, Asociación de Santa Cecilia, Doncellas Segorbinas, Juventudes Musicales de Segorbe, Sociedad Musical de Segorbe, Centro Aragonés del alto Palancia, de Mujeres de Segorbe, Cruz Roja de Segorbe, de Emboladores de Segorbe, ASAC, Motoclub Segorbe, Sevillanas, Romeros de la Cueva Santa y Reinas de Jérica, también desfilaron para depositar sus ramos.

Al concluir la ofrenda tuvo lugar la celebración del traslado procesional de la Nuestra Señora de la Cueva Santa, desde la Iglesia del Seminario a la Catedral-Basílica, de la que mañana saldrá en procesión para recorrer las principales calles de la población.

ESCUELA DE DANZA

Los cambios introducidos agilizan la Ofrenda a la Cueva Santa

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia