Los dinosaurios de Bejís forman parte de un juego en FITUR

Turisme Comunitat Valenciana ha puesto en marcha en Fitur una experiencia novedosa con la que promocionar la riqueza arqueológica del territorio valenciano. 

Se trata de un proyecto único de realidad virtual en un espacio público con el que los y las visitantes podrán aproximarse de forma interactiva al patrimonio paleontológico de la Comunitat Valenciana, con el objetivo de generar en ellos curiosidad e interés de visitar in situ los yacimientos. 

Según ha destacado el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, «aprovecharemos la participación en Fitur 2019, sobre todo los días en que esta feria de turismo está abierta al público general, para poner en valor nuestro patrimonio paleontológico, que cuenta con 10 yacimientos que abarcan del Jurásico hasta el Cretácico Superior». 

«Se trata de una novedad con capacidad para llamar la atención de los visitantes, ya que es una actividad única no realizada hasta ahora, un scape room interactivo en realidad virtual, lo que también pone de manifiesto nuestra apuesta por las nuevas tecnologías y los proyectos innovadores para captar nuevos segmentos de demanda», ha remarcado Colomer. 

Dinámica del juego 

Se trata de un recurso tecnológico compuesto por dos gafas de realidad virtual con las que realizar un ‘scape room’ multijugador (dos personas), en el que los usuarios se meterán en la piel de un paleontólogo cuya misión es demostrar la existencia de dos especies autóctonas de la Comunitat Valenciana. 

JOYERIA ROYO
ESCUELA DE DANZA
RODOLFO Y VENTURA
La experiencia de realidad virtual estará compuesta por cuatro fases, que se inician en una escena donde los jugadores viajan en una máquina del tiempo hasta el Triásico, el Jurásico y el Cretácico. 

La duración de la experiencia prevista es de tres minutos por partida, en partidas de dos jugadores. 

Réplicas de dinosaurios a tamaño real 

Con el objetivo de reforzar el atractivo de los yacimientos, Turisme ha instalado seis réplicas de dinosaurios a tamaño real en otros tantos municipios de la Comunitat Valenciana que disponen de yacimientos paleontológicos. 

Las réplicas, cuyo tamaño oscila entre los 3 y 8 metros, se han instalado en los yacimientos Ana de Cinctorres, en Castellón, Vallivana de Morella, en Castellón, en los de la Badina de Bejís, en Castellón; en los yacimientos de Corcolilla de Alpuente, en València, en el de Tambuc de Millares, en València; y en el de Límit K/T en Agost, en Alicante. 

Según el secretario autonómico de Turisme «queremos incorporar el turismo paleontológico en la oferta turística de la Comunitat Valenciana, como un producto más que contribuya al desarrollo económico y social del interior valenciano».

Chelo Torrejon

RANDURIAS