Luis Gil. Foto:J.P.

Luis Gil. Foto:J.P.

Diversos técnicos y representantes de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, la cual se ocupa de las cuestiones medioambientales, se desplazaran mañana hasta el municipio de Segorbe para visitar el palmeral del manantial de agua de La Esperanza y comprobar in situ la magnitud de la plaga de hongos que afecta al mismo y que ya ha logrado matar a una palmera adulta.

La plaga de hongos fue detectada hace algo más de mes y medio y, además de matar a la citada palmera, ha acabado con el intenso verdor y vigor de los ejemplares existentes en un buen radio de su alrededor.

Además el Ayuntamiento también ha remitido ya a la Universidad Politècnica de València algunas muestras de las palmeras afectadas para diagnosticar el tipo de infección que les afecta y “definir el tratamiento” que se les debe aplicar, según explicó a InfoPalancia el concejal de Medio Ambiente Luis Gil.

Así las cosas la Universidad Politècnica de València  será la entidad encargada de determinar el tipo de hongo que está debilitando los ejemplares del manantial, en el que Gil explicó que “los hongos están afectado en general. No es que maten las palmeras pero al haber tanta densidad, la humedad y la falta de aireación está haciendo que las hojas se pongan marrones y algo amarillas”.

Los hongos matan una palmera

Palmeral afectado. Foto: J.Plasencia.

Durante este tiempo, el consistorio ha estado tratando las palmeras ubicadas en el Manantial de la Esperanza con fungicidas generalizados con cobre. “No se trata de un tratamiento específico porque todavía desconocemos la causa y los hongos, por lo que en cuanto lo sepamos, actuaremos”, aclaró Gil.

Cabe destacar que sería hace un mes cuando la infección llegó en forma de hongos hasta las palmeras del Manantial de La Esperanza de Segorbe. La afección empezó con dos ejemplares de las más de 200 palmeras que conforman parte de este emblemático paraje natural segorbino.

En cualquier caso, el consistorio apuntó que no se trata de una infección por el temido escarabajo del picudo rojo, que en los últimos años ha arrasado gran parte del paisaje formado por palmeras de la Comunitat Valenciana.

Las palmeras afectadas son fácilmente visibles desde la puerta que cierra el acceso al manantial de agua, ya que estas se encuentran casi pegadas al muro de cerramiento del acuífero segorbino.

Manantial de La Esperanza. Foto:J.Plasencia.

Manantial de La Esperanza. Foto:J.Plasencia.

Los hongos matan una palmera

Chelo Torrejón.