JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

Donde no llega el dinero llega la buena voluntad, y eso, precisamente, es lo que pasa en el  municipio de Navajas, donde sus vecinos se vuelcan en todas aquellas iniciativas que sirvan para embellecer y hacer mejor su pueblo.

Así esta mañana, convocados por la Mancomunidad del Alto Palancia, el Instituto Valenciano de la Juventud y la Asociación de Custodia del Río de Navajas, un grupo de voluntarios de Navajas se han sumado al  proyecto Libera (Seo/BirdLife y Ecoembes) y unido a la campaña «1m2 por la naturaleza».

La iniciativa ha consistido en transitar, en grupos, varios espacios cercanos al Salto de la Novia para liberarlos de «basuraleza», es decir, de los residuos generados por el ser humano y abandonados en medio de la naturaleza.

Estos han sido retirados de la ruta de las fuentes, las tres microsendas (la senda antigua de las novias, la senda del último beso y la senda refugio en soledad), la cascada del tío Juan, la ruta del mirador del reloj y la ruta del ermitaño.

Una vez recogidos los residuos los voluntarios han separado el plástico, del vidrio, papel y otros, con el fin de trasladarlas  hasta el punto de recogida selectiva de Segorbe.

Este tipo de iniciativas son importantes y necesarias, no solo porque es fundamental tener nuestros espacios naturales libres de basura, sino porque crean conciencia entre la ciudadanía e implican a las personas en esa labor a través del voluntariado, en este caso el ambiental.

Con ello se visibiliza no solo el problema de los residuos desechados, sino también la voluntad de las personas en solucionar esa mala costumbre de abandonar lo que nos molesta de nuestras manos.

 

Chelo Torrejón – Foto:Luis Rosalén