El segundo lunes de Pascua se celebra en Navajas la tradicional Romería a la Esperanza, donde la Virgen se detiene en el manantial que lleva su nombre, se oficia una misa en la ermita, desde lo alto de la montaña se bendicen las aguas y posteriormente las cuadrillas de amigos almuerzan y se divierten entre los pinos.

«Este año sabíamos de antemano que la meteorología no podría suspender la romería navajera, sin embargo el Covid19 si que la iba a condicionar, por eso se me ocurrió lanzar la idea de mantener el sentimiento del día de alguna forma y así surgió la iniciativa «Balcones de la Esperanza», afirma Luis Rosalén, promotor de la misma.

Desde primera hora del día los vecinos de Navajas colocaron en los balcones y las terrazas la típica caña con las cintas que se utilizan en la romería. «Un sinfín de coloridas cañas adornaban el exterior de las viviendas y si atendemos al número de cañas que pudieron verse en las fotografías podríamos hablar que alrededor de 400 cañas participaron en esta singular romería desde casa» señala Luis Rosalén.

También se unió a la celebración la Iglesia parroquial, ya que realizó dos «volteos general de campanas», a las 10:00 h (cuando sale el pueblo en romería) y a las 15:00 h (cuando los vecinos regresan del almuerzo junto a la Virgen).

 

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

Los navajeros aprovecharon el día para almorzar en sus casas degustando los típicos almuerzos (bocadillos de embutido y tortillas, habas, ensaladas, vino, frutas, dulces… ). De igual forma las redes sociales fueron testigo al compartir los vecinos fotografías de la festividad, de antaño y más recientes, y de vídeos rememorando la Romería de La Esperanza.

«El covid19 se está llevando muchas vidas y anulando la libertad de los ciudanos, pero lo que no ha podido hacernos es perder la esperanza de los navajeros saliendo en romería desde los balcones en tan señalado día».

Luis Rosalén Torres