El Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Castellón lleva luchando todo el año contra las nada deseables consecuencias que nos puede dejar la ola de calor que nos azota estos días, ya que los efectivos del consorcio han limpiado los márgenes y adecuado un total de 470 kilómetros de pistas forestales.

Las actuaciones de limpieza se han llevado a cabo en veintiun municipios en lo que llevamos de año, tiempo este durante el que se ha limpiado e inventariado las balsas contra incendios repartidas en el territorio provincial.

Se trata de las principales líneas de trabajo que definen la labor preventiva que realiza un dispositivo de 200 personas del Consorcio específicamente dedicados a la prevención de incendios forestales.

El diputado de Bomberos, Luis Rubio, ha señalado que “estamos trabajando durante todo el año para prevenir al máximo el efecto que puede provocar el fuego en nuestro rico patrimonio forestal, especialmente. Algo tan laborioso como es la limpieza de estas pistas y el mantenimiento de su firme es fundamental para, llegado el momento de tener que acceder a una zona en caso de incendio, poder hacerlo de la forma más rápida y segura posible. Unos trabajos que se coordinan también con los que realiza el área del Parque Móvil con el Plan de Rehabilitación de Caminos, con lo que llegamos a cubrir el mantenimiento y mejora de pistas y caminos de todos los municipios”.

En el caso de la mejora de caminos y pistas, estos trabajos revierten en un doble objetivo: el de facilitar los accesos a los incendios de los medios de extinción, y el de evitar la propagación del fuego desde los márgenes de las pistas y caminos que transcurren por terreno forestal.

El trabajo preventivo realizado por los 200 efectivos va modificándose en función de las condiciones climáticas.

Lucha contra la ola de calor

Chelo Torrejón.