El Manifiesto de Olocau crea la primera crisis dentro de la Junta Rectora del P.N de la Sierra Calderona, dado que el representante de Altura no firma el documento

El Manifiesto de Olocau. Así es como se conoce el manifiesto firmado el pasado viernes y entregado hoy a la Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural por los alcaldes del Parque Natural de la Sierra Calderona contra la designación del presidente de la Junta Rectora del Parque, ocupada durante la pasada legislatura por el entonces alcalde de Segorbe, Rafael Calvo.

Pero ahora la unilateral decisión de la Consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, de designar a una persona como presidente de la Junta, Carles Ferris, “sin consultar a los alcaldes, sin explicar los criterios de elección ni dar oportunidad para aportar propuestas ha creado mucho malestar entre los representantes municipales”, según indico el actual alcalde de Segorbe, Rafael Magdalena.

Así las cosas el Manifiesto de Olocau ha sido rubricado, según Magdalena por “la totalidad de los alcaldes de los municipios que componen el territorio del Parque Natural de la Sierra Calderona”, si bien el concejal de medio ambiente del Ayuntamiento de Altura, Manuel Ibáñez, de EUPV, no ha querido respaldar con su firma dicho documento.

Manifiesto de Olocau

Alcaldes firmantes. Foto:IP.

Por su parte los alcaldes esperan que la Consellera les reciba urgentemente para escuchar sus propuestas y repensar la designación del Presidente de la Junta Rectora. Asimismo, reclaman que se abra un periodo de consulta y discusión donde se escuche a quienes forman parte del proyecto, teniendo en cuenta que los territorios y sus habitantes son quienes sufren principalmente los inconvenientes del parque, quienes crean y conforman el entorno y quienes más pueden aportar y defender este proyecto.

Los alcaldes que apoyan el manifiesto representan a las localidades de Olocau, Marines, Gátova, Serra, Náquera, Segorbe, Sagunto, Torres Torres, Gilet, Albalat dels Tarongers, Segart, Algimia de Alfara y Estivella.

Manifiesto de Olocau

Manuel Ibáñez. Foto:J.Plasencia

Sobre esto el grupo municipal de EUPV-Altura en el Ayuntamiento de Altura, representado en la Junta por el concejal Manuel Ibáñez, no ha firmado el Manifiesto de Olocau.

Manuel Ibáñez considera que “las posturas consensuadas son las mejores, no obstante las normas permiten a la Consellera hacer su elección, que para nosotros ha sido acertada”, según manifestó el edil a InfoPalancia.

Asimismo, Ibáñez insiste en que el nombramiento de Carles Ferris, como presidente del Parque Natural “es un claro ejemplo de despolitización del cargo ya que tenemos constancia de que Ferris es una persona implicada, especialista en turismo sostenible y educación medioambiental, con experiencia en el sector”.

De hecho, Manuel Ibáñez también aplaude la decisión de la Consellera de sacar a concurso público la plaza de Director-Conservador del Parque Natural ya que “es lo que estábamos pidiendo todos mucho tiempo”.

Para acabar, Ibáñez en declaraciones a InfoPalancia, asegura “nunca tuvimos ninguna información acerca de la celebración de la reunión de la semana pasada, quizá porque era de alcaldes. Pero, si el alcalde de Altura ha firmado ese manifiesto lo habrá hecho a título personal y no como representante de Altura en la Junta del Parque puesto que no lo es”.

El denominado Manifiesto de Olocau  viene a reinvidicar la representación de los pueblos en la toma de decisiones sobre el parque, pues estas afectan directamente a sus ciudadanos.

El Parque Natural de la Sierra Calderona afecta los términos municipales de catorce poblaciones, siendo Altura y Segorbe los dos únicos municipios de la provincia de Castellón afectados por la ordenación, aunque entre ambos aportan aproximadamente el 60 % de la superficie del parque

El Manifiesto de Olocau provoca una crisis

Alejandro Ibáñez/ Chelo Torrejón