RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
El prestigioso y conocido internacionalmente escultor Manolo Rodríguez, ha decidido trasladar la obra de toda su vida a la ciudad de Segorbe, después de aguantar los últimos años los desaires, improperios, ninguneos y desprecios de alguno de sus convecinos y gobernantes locales del municipio de Navajas, donde en el año 2010 se creó y abrió un museo para albergar la obra de este genial artista natural de esta pequeña y turística población.

La decisión de llevarse las obras de Navajas y trasladarlas a Segorbe, donde posiblemente serán expuestas  en el antiguo Palacio de San Antón, no tiene vuelta atrás.

“Ésta es una decisión que me ha costado mucho tomar. He pasado noches sin dormir y me ha costado una enfermedad. Creo que he tenido paciencia y aguantado bastante tiempo todo lo que me han querido decir y hacer en el Museo. Llevo más de dos años  intentado hablar con los del Ayuntamiento para solucionar las cosas pero no han querido hablar conmigo hasta que ha sido demasiado tarde. Lo he decidido y comprometido con el Ayuntamiento de Segorbe para traer todo aquí”, según explicó a InfoPalancia el propio Manolo Rodríguez.

Y es que los problemas entre Manolo Rodríguez y los mandatarios de Navajas empezaron hace más de cuatro años, si bien durante los últimos dos se han acrecentado de forma considerable, ya que estos últimos dejaron de preocuparse por la apertura y mantenimiento del importante museo, utilizado en más de una ocasión como almacén municipal sin tener en cuenta el valor y fragilidad de las obras que alberga, muchas de ellas originales de barro  de gran tamaño.

Cualquier golpe, empujón involuntario o descuido podría acabar con cualquiera de las noventa  obras expuestas en el museo, lo que en numerosas ocasiones ha sido comunicado verbalmente por el artista a los gobernantes locales sin que estos hayan hecho prácticamente nada para solucionarlo.

Por ello Manolo Rodríguez, que debido a la falta de personal municipal se ocupaba personalmente de abrir y enseñar el museo cuando había visita de grupos, solicitó formalmente por escrito en febrero del pasado año 2019 una reunión urgente con la alcaldesa, Patricia Plantado, aunque esta no se produjo hasta el pasado viernes 7 de febrero de 2020 después de que el PP denunciara la situación en las redes sociales.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de Manolo Rodríguez tuvo lugar en la fiesta de celebración realizada en la plaza en la que se ubica el museo para festejar el haber conseguido el Olmo de Navajas el premio de “Árbol de año 2019”. 

“Ese día yo estaba en el primer piso enseñando en Museo a un grupo de turistas. Una persona me llamó  para que bajara urgentemente. Por el tono de su voz supe que algo malo pasaba. Así que baje lo más rápido que pude y vi como estaban tirando sin ningún cuidado tablas y mesas junto a las obras . Al decirles a los que lo estaban haciendo que no hicieran eso se pusieron a insultarme delante de todas las visitas y a decirme que el edificio del museo era de todo el pueblo y que todos lo podían gastar”, explicó visiblemente dolido el artista a este periódico.

En su descargo los mandatarios locales han emitido hoy un comunicado de prensa, después de colgarlo en las redes sociales, en el que dicen haberse enterado a través de las mismas de la situación después de que el PP denunciará en ellas los hechos y le piden a Rodríguez que reconsideré su decisión.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia