La calidad y ambición literaria de las obras concurrentes al XXXIV Premio Internacional de  Cuentos Max Aub ha sido ensalzado a medio día por el jurado calificador del certamen, que unánimemente ha concedido el premio internacional al vizcaino Marceliano González Domínguez por su obra “Ojiva hacia el infierno”.

Así mismo la decisión del jurado también ha sido unánime a la hora de conceder el premio comarcal a la segorbina Iuliana S. Apostu, por el cuento titulado “Sin titulo”.

De igual forma los componentes del jurado, compuesto por los prestigiosos escritores Manuel Rico, Nuria Barrios y Alfredo Taján, han coincidido en elevar un ruego a la Fundación Max Aub solicitando un incremento de la cuantía económica del premio comarcal, dotado actualmente con 800 euros frente a los 6.000 euros del premio internacional.

El presidente del jurado ha desmenuzado -en la medida en la que la intriga literaria permite- la temática que encierran los cuentos ganadores, en los que se hace referencia a la violencia de genero, la guerra civil, el cine e incluso la literatura.

““Ojiva hacia el infierno” destaca por su originalidad, multiplicidad de referencia literarias y por su adentramiento de la experiencia que se puede vivir en un manicomio. Es un desafío a la relación que puede haber entre ese encierro y la búsqueda de la realidad existencial a través de la literatura”, explicó a InfoPalancia el presidente del jurado, Manuel Rico.

Por contra ““Sin título” es un ejercicio de fantasía e imaginación intentando interpretar un cuadro procedente del expresionismo abstracto. aparecen seres imaginarios vinculados con la vida y co la muerte”.

A la hora de emitir su fallo  el jurado ha valorado especialmente la dificultad que entraña el género literario del cuento, la calidad de los trabajos presentados y, cómo no, de la temática del cuento.

Los escritores piensan que la pandemia que nos azota será reflejada sin duda en la trama de futuras obras literarias, aunque “para eso habrá de pasar un tiempo. El suficiente para tomar distancia y conciencia de lo que nos ha ocurrido en este primer confinamiento digital globalizado que ha vivido la humanidad”, afirmó Nuria Barrios.

En este momento, según Alfredo Taján,  “la cultural esta confinada. Es atacada y el acerbo cultural vive momentos de verdadera emergencia”, por lo que «el premio y el fallo como el acontecido hoy bajo el paraguas y el frontispicio de la Fundación Max Aun son verdaderamente importantes”. «Los cuentos ganadores no son de fácil lectura pero si son tremendamente interesantes»

El acto ha contado con la presencia de la presidenta de la Fundación Max Aub, Teresa Alvarez Aub, el gerente, Francisco Tortajada.

La participación en el XXXIV Premio Internacional de  Cuentos Max Aub, al que han optado 653 cuentos, de los que 627 participan en la sección  Internacional y 12 en el Comarcal, ha sido ligeramente superior al de otros años.

Chelo Torrejón 

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO