ESCUELA DE DANZA
El presidente de la Diputació de Castelló, José Martí, se ha reunido con los alcaldes de la comarca del Alto Palancia en Segorbe en la ronda de reuniones de trabajo que ha realizado con los mandatarios de todos los municipios de la provincia de Castelló. Se trata de una toma de contacto directa para escuchar de primera mano a los representantes políticos de todos los pueblos y ciudades que integran las ocho comarcas castellonenses.
En total han sido 110 los primeros ediles que han participado en unos encuentros comarcales que empezaron el 14 de octubre en Llucena, en la comarca de l’Alcalatén, y culminaron el pasado 6 de noviembre en Cirat, en el Alto Mijares. Entre ambos,  se han mantenido reuniones con los alcaldes y alcaldesas de las comarcas del Alt Maestrat en Albocàsser, del Baix Maestrat en Vinaròs, del Alto Palancia en Segorbe, de la Plana Alta en la Pobla Tornesa, de la Plana Baixa en Betxí y de Els Ports en Morella. 
 
José Martí ha destacado que “nuestro gran compromiso cuando llegamos a la presidencia fue estar al lado de los alcaldes y alcaldesas, conocer sus problemas, escuchar sus necesidades y proponer soluciones, y no puedo más que agradecer la gran respuesta que ha habido porque creo que entre todos y todas hemos sabido poner encima de la mesa lo que de verdad preocupa a nuestros pueblos”.
Martí ha querido “agradecer de forma sincera a todos los representantes municipales que han apostado de manera decidida por un formato de encuentro diferente, más cercano, que nos ha permitido exponer y, prácticamente, compartir entre todos unas necesidades que son comunes en todo el territorio, con un debate constructivo que ha sido muy enriquecedor y que nos deja patente que los problemas son comunes”.
En este sentido, el presidente de la Diputación ha subrayado el esfuerzo de todos los municipios por acudir a las reuniones, independientemente de su color político, y ha destacado de manera especial la presencia de los ayuntamientos gobernados por el Partido Popular, “pues pese a los intentos del grupo popular de la Diputación de prohibir estas reuniones, han sido capaces de anteponer las necesidades de los pueblos a las estratagemas políticas de la dirección de su partido”.
Para José Martí, “lo importante era escucharles y los alcaldes y alcaldesas lo han comprendido, porque estas reuniones han sido muy necesarias para que ellos sean los verdaderos protagonistas de esta nueva Diputación y nos indiquen cuáles son de verdad sus prioridades”, algo que de la mano del actual equipo de gobierno se quiere comenzar a plasmar en los presupuestos de 2020 y en lo que se seguirá avanzando en los próximos años.
 
En las reuniones se ha podido constatar la visión global que tienen todos los ayuntamientos ya que, más allá de actuaciones puntuales en cada localidad, se ha insistido de forma generalizada en la necesidad de actuar de forma mancomunada en muchos servicios. En todas las comarcas, además, se ha recalcado la importancia del Plan 135, reclamando algunos cambios en sus bases, como la posibilidad de poder destinar más porcentaje del dinero que reciben los ayuntamientos a gasto corriente, que es el verdadero problema diario al que se enfrentan muchos pueblos.
Los alcaldes y alcaldesas también han aplaudido la puesta en marcha por parte de la Generalitat y la Diputación del Fondo de Cooperación Municipal, y han puesto sobre la mesa la posibilidad de que se revise para que los pueblos pequeños se puedan ver más beneficiados.
A nivel social, han subrayado la importancia de mantener en marcha las Unidades de Respiro, que el actual equipo de gobierno se ha comprometido a defender, así como buscar fórmulas para que pueda haber residencias para la tercera edad mancomunadas.
Otros problemas compartidos por los municipios son la mejora del transporte público, el taxi rural, el mantenimiento de caminos y carreteras o la “necesidad” de acabar con la brecha digital para que no sea un obstáculo con el que se encuentran las familias que quieren buscarse un futuro laboral en el interior de la provincia.
José Martí, que en cada reunión ha estado acompañado por los diputados provinciales responsables de cada una de las comarcas, ha informado en todas las reuniones de la apuesta de la nueva Diputación por un modelo de gestión basado en la concertación, un objetivo que empezará a verse reflejado en los próximos presupuestos, y que consiste en «dotar de mayor autonomía a los municipios, para que sean ellos los que establezcan sus propias necesidades”.
InfoPalancia