Ésta es una de esas historias que nos gusta escribir a los periodistas. De esas a las que a muchos nos gustaría pertenecer y en la que ya se han implicado casi un centenar de personas en tan solo veinticuatro horas bajo nombre de Mascarillas Solidarias.

El movimiento ha sido creado y está liderado por la alturana Estela Rodríguez, cuya solidaridad y altruismo la llevó a pensar en alguna formula para confeccionar y donar las mascarillas sanitarias que los empleados de la Residencia de Ancianos de  Segorbe necesitaban para su trabajo y que desde la dirección de la misma intentaron comprar en la empresa de distribución de su familia.

Pero la empresa familiar carece de ese material por lo que Estela empezó a darle vueltas a la cabeza e informarse a través de varios medios, para conocer el tipo de material con que estaban hechas y la forma en que se podían coser las mascarillas.

Así que  dicho y hecho. Después de investigar y hablar con dirigentes políticos y sanitarios de Petrer, donde ha surgido también una iniciativa similar, Estela puso manos a la obra y comprobó que en el almacén familiar había unos manteles de hostelería, cuya composición era muy similar al de las mascarillas sanitarias.

Sin pensarlo demasiado cosió una decena, que entregó a los trabajadores de la Residencia para que probaran su validez después de someterlas a un proceso de desinfección de tejido.

“Enseguida me dijeron que les iban bien y yo lo comente con una amiga para ver si me quería ayudar. Esa amiga se lo dijo a otra. Alguien lo puso en facebook y la verdad es que no sé muy bien cómo cada vez somos más gente y, ahora, ya hay unas sesenta costureras y más de treinta que no saben coser pero se dedican a cortar la tela”, explicó Estela a InfoPalancia.

Pero esta especie de trabajo en cadena se vio ayer interrumpido para simplificarse, dado que una empresa textil alturana se prestó a diseñar y cortar ayer en su empresa el patronaje de las mascarillas, marcando sus pliegues y puntos de cosido.

"Mascarillas solidarias" de Altura cose 3.000 máscarasAdemás la empresa textil también ha regalado a este espontáneo y desinteresado movimiento las gomas de las mascarillas, de las que “para el domingo tendremos unas 2.500 o 3.000”, afirmó Estela.

Dichas mascarillas serán donadas a la Residencia de Ancianos de Segorbe, aunque también podrían llegar a Cáritas Segorbe y otros centros de ancianos de la comarca.

El colectivo está compuesto mayoritariamente por personas de Altura, donde reside Estela, pero también hay gente de otras poblaciones vecinas como Segorbe, El Toro o Navajas, entre otras.

Esto nos demuestra que las crisis hacen salir lo mejor y lo peor del ser humano, en este caso sin duda lo mejor de lo mejor, dado que la buena voluntad de Estela hizo nacer este movimiento debido a que “cuando me llamaron de la Residencia de Ancianos y me dijeron que no tenían mascarillas se me rompió el corazón porque esas personas están trabajando con los ancianos que son el sector de mayor riesgo y al salir del trabajo, por mucho que se limpien y desinfecten, regresan a sus casas y se juntan con sus familias”.

La iniciativa cuenta con su propia página de facebook y está dispuesta a ampliar sus horizontes y confeccionar mascarillas para otros centros que no sean de la comarca del Alto Palancia.

Chelo Torrejón – Fotos:Mascarillas Solidarias

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA