Aunque no es ningún fenómeno nuevo el que los efectivos policiales pidan el traslado a otras poblaciones sí resulta llamativo el hecho de que más del 50 % de la plantilla de policías locales de Segorbe haya solicitado hoy a la alcaldesa, Mari Carmen Climent, el traslado a otras poblaciones.

Así lo denuncia al menos la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO PV en un comunicado, en el que atribuye el aumento de solicitudes a “la negativa de la alcaldesa de Segorbe a negociar y acordar la solución a los problemas de precariedad del personal así como de mejora de sus condiciones de trabajo, como había comprometido”.

Desde el sindicato aseguran que “aunque se llegó a un compromiso para solucionar la prestación del servicio hasta que la plantilla fuera cubierta éste no se materializó. Así, los integrantes de la plantilla ven comprometida su seguridad por falta de efectivos (patrullas unipersonales) en un escenario de alerta cuatro reforzada por amenaza terrorista, al que ahora hay que sumar el estado de alarma y la situación frente a la Covid-19 desde el pasado mes de marzo”.

Al incremento de servicios, se suma el hecho de que los policías “han de asumir el riesgo sanitario por posibles contagios al realizar sus funciones, multiplicado por el aumento del volumen de servicios, pero con las mismas condiciones desde hace más de 10 años”, afirma el comunicado..

Por tal motivo la plantilla acusa “un cansancio y estrés por la tensión acumulada y encuentra graves dificultades para disfrutar sus permisos legales, de formación obligatoria, e incluso sus vacaciones.

Una situación que repercute, como era previsible, en la calidad del servicio prestado a la ciudadanía, con el consiguiente demérito del servicio público. Algún fin de semana el retén de la central de Policía no pudo prestar el servicio y ya hay empresas privadas que han usurpado funciones policiales, ante la falta de patrullas en algunos turnos” denuncian.

Desde el sector de Administración Local de la FSC CCOO PV lamentan que, en Segorbe “y muy a pesar de los agentes, la única alternativa posible a esta situación y a poder mejorar sus condiciones es la de prestar servicio en municipios donde se le da mayor valor a la función policial y a las plantillas de Policía Local, creando las condiciones que cualquier agente debería tener para prestar su servicio acorde con su responsabilidad y riesgo al que está sometido y expuesto”.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA