Cuando todos los indicadores económicos apuntan hacía una incipiente recuperación económica que no todas las familias españolas notan en sus casas, el presidente y vicepresidente de la Diputación Provincial de Castellón, Javier Moliner, ha decidido por iniciativa propia rebajar el sueldo que perciben y que marca la legislación estatal.

Con esta rebaja los dirigentes provinciales pretenden “mejorar la eficiencia en los servicios a los vecinos con el menor coste con una nueva bajada de su sueldo”.

Así Javier Moliner, renunciará a cobrar 16.000 euros menos de la cantidad que fija la legislación estatal para el presidente de la Diputación de Castellón, lo que representa una rebaja del 20% en la retribución que perciba esta legislatura, durante la que cobrará 64.000 euros brutos.

Cabe señalar que ésta es la segunda ocasión desde que asumió el cargo hace cuatro años que Javier Moliner se rebaja el sueldo, lo que supone ya una reducción del 31% de la cantidad que aprobó el Pleno de la Diputación hace cuatro años.

El vicepresidente Miguel Barrachina considera que “el presidente de la Diputación lleva cuatro años demostrando una sensibilidad extrema al reducir ya su retribución en un 31% en apenas cuatro años. No conozco ningún otro caso en el que un presidente de Diputación o alto cargo similar haya demostrado tanta delicadeza a la hora de tener en cuenta la realidad que transmite la calle”.

Las nuevas retribuciones de la corporación provincial, en las que también se han producido otras rebajas, han sido aprobadas por el pleno de la Diputación de Castellón con los votos a favor del PP, PSOE y Ciudadanos.

El coste salarial de los diputados ha bajado un 23% desde que el presidente de la institución asumió el cargo hace cuatro años con esta nueva bajada.

Además, se ha aprobado la nueva relación de asesores de la Diputación, en la que se reducen otras tres personas.

Cabe señalar que en el año 2011 la Diputación tenía un total de treinta y nueve asesores, frente a los veintisiete aprobados hoy, lo que supone una significativa reducción de la masa salarial, cercana a los 259.000 euros, respecto a la pagada hace cuatro años.

Las percepciones de la corporación provincial sumarán un total de 934.200 euros anuales a partir de ahora, que son 35.800 euros menos de lo que cuestan actualmente. Estas medidas han sido aprobadas por casi el 90% de los diputados.

Moliner se baja el sueldo y reduce asesores

Chelo Torrejón.