©  Montán descubre su pasado .-

Un total de cinco estudiantes de arqueología de la Universitat Jaume I y de la Universitat de València, así como varios arqueólogos encargados de dirigir la excavación y un operario municipal de Montán han sacado a la luz en esta localidad del Alto Mijares la calle principal del poblado de la Edad de Hierro del Monte Calvario, así como el descubrimiento de tres habitaciones que datan del siglo VII a.n.e.

El hallazgo, que ha sido calificado por los arqueólogos encargados de la excavación como “de gran importancia”, consolida a este yacimiento como uno de los asentamientos más “interesantes con presencia fenicia del interior de Castelló”.

Se trata de un poblado de pequeñas dimensiones (sobre 1000 metros cuadrados de extensión), en el que ya se habían localizado cinco habitaciones en las campañas anteriores. A éstas, informaron desde la dirección “se suman las encontradas este año y que suponen un total de ocho espacios dedicados a diferentes actividades”. Sus formas son rectangulares y cuadradas, y se organizan de forma ordenada a lo largo de una calle central. De esta calle, destacan “que recorre todo el poblado, se han excavado en esta campaña quince metros de longitud”.

ESCUELA DE DANZA
Los arqueólogos apuntaron que “no obstante, la excavación de este yacimiento por el momento no supera el 30% de su totalidad, por lo que “aún quedan muchos aspectos por trabajar y estudiar”.

Los materiales que se han recuperado incluyen la presencia de cerámicas a mano y a torno. Entre estas últimas, se han recuperado numerosos fragmentos de ánfora fenicia, que son los que dan principalmente la cronología, así como algunos objetos de metal de gran simpleza.

Montán descubre su pasado

Yacimiento. Foto:A.Monleón

Las excavaciones se han llevado a cabo durante la cuarta edición de las campañas de excavación con una duración de dos semanas que el servicio de Arqueología de la Diputació de Castelló, con la colaboración del ayuntamiento de Montán, patrocina con el fin de continuar poniendo en valor el rico patrimonio arqueológico del interior de la provincia de Castelló.

Asimismo, informaron desde la dirección, “se ha podido establecer el límite del poblado mediante la excavación del muro perimetral, que nos podría indicar que quizá se trate de la muralla del asentamiento. Aún así, matizaron, hasta la próxima campaña que se continúen las excavaciones, no podemos verificar si lo es o no”.

Montán descubre su pasado

Ana Monleón