Navajas regresa al pasado con una recreación histórica de la Belle Époque. La actividad llena de visitantes esta turística villa del Alto Palancia

Regreso a la Belle Époque. Foto:V.Plantado

Regreso a la Belle Époque. Foto:V.Plantado

De completo éxito se puede calificar la visita guiada que se realizó en la tarde de ayer por las principales casas señoriales de la población de Navajas. Con el atractivo título “Un paseo por la Belle Époque”, Navajas quiere contar la historia de su pasado más reciente, la de finales del siglo XIX y principios del XX, una época en la que se realizaron las principales Chalets o Huertos de la población y que tuvo a Navajas como el principal destino vacacional de personas importantes e influyentes de esta época.

Esto supuso que la población del Palancia fuera un referente en el turismo valenciano y lo siga siendo en la actualidad, sobre todo cuando se consigue aunar esfuerzos como en el caso que nos ocupa, pues gracias a la iniciativa del ‘Grupo de Lectura’, la completa vinculación del Ayuntamiento y la inestimable colaboración y acogida de los dueños actuales de estas propiedades, se está llevando a cabo esta actividad ambientada y teatralizada en esa época.

A pesar de que en la Oficina de Turismo solamente se apuntaron poco más de un centenar de participantes, la gran afluencia de interesados en la actividad hizo que se tuvieran que hacer las visitas en tres grupos, alcanzando las 250 personas aproximadamente, acompañadas todo el tiempo por personajes vestidos de época, que le daban al relato adecuado de cada momento, la veracidad de la historia.

Organizadores del Huerto de Pascua. Foto:V.Plantado

Organizadores del Huerto de Pascua. Foto:V.Plantado

Por la mañana se realizó el “Encuentro” en la Plaza del Olmo, uno de los actos religiosos más tradicionales de la población, en el ‘Huerto de Pascua’ que la Reina de las Fiestas entrante, Juana Sanz, su Corte, voluntarios y un motivado Manolo Rodríguez, el afamado escultor navajero prepararon en la jornada anterior.

Navajas regresa al pasado

Vicente Plantado