Se veía venir aunque nadie, ni gobernantes ni ciudadanos, los primeros quizá por cobardía o temor a ser impopulares y los segundos por puro egoísmo, hemos sido capaces de aplicar las medidas y sacrificios necesarios para frenar el avance de la propagación del Covid en nuestra comarca, donde la proliferación de contagios avanza a ritmos altamente galopantes y alarmantes, hasta el punto de 2 (Soneja y Jérica)  de los 26 pueblos de la comarca han tenido que ser cerrados perimetralmente, como ya adelantaba esta mañana InfoPalancia.

El cierre tendrá vigencia desde el próximo día 7 de enero, recordar que para ser legal debe salir publicado en el DOGV, y se prolongará hasta el día 21 de enero.

La propagación del temido virus también ha alcanzado a municipios hasta ahora limpios de virus, como es el caso de Bejís donde el gobierno local confirmaba esta mañana la existencia de casos.

El descontrol de la pandemia es común a otras poblaciones de la Comunitat, en total 29 aunque inicialmente en la comparecencia de Puig se había dicho 26, por lo que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha ordenado medidas especialmente drásticas y duras que permanecerán en vigor hasta finales de este mismo mes, valorándose entonces una posible prorroga e incluso nuevo recrudecimiento de normas debido a que los contagios de estás fiestas navideñas no se harán visibles hasta dentro de 7 o 10 días.

Mientras tanto la campaña de vacunación seguirá realizándose tal y como estaba previsto, a pesar de que esta ya lleva un considerable retraso respecto a lo previsto.

 

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA