Las obras de adecuación y acceso a la zona norte del municipio de Altura han vuelto a ponerse en marcha después de varios meses paralizadas. Las intervenciones, que comenzaron de nuevo a ejecutarse el jueves de la pasada semana, se están llevando a cabo en la partida de Suesta, con el fin de crear un acceso directo desde la Autovía Mudéjar A-23 hasta Altura y además separar el tráfico de los usuarios de la conocida Vía Verde de Ojos Negros.

Obras del acceso norte de Altura

Desmonte de talud. Foto: José Plasencia.

Se trata de un proyecto que, tras varios años de peticiones por parte del Ayuntamiento de Altura, finalmente comenzó a ejecutarse a finales del pasado año por un importe de 820.000 euros que está siendo financiado al 100% por el ministerio de Fomento.

Sin embargo, la aparición de varios imponderables en la realzización del proyecto con los tendidos del suministro eléctrico y el sistema de colectores del agua que nutren a la parte de la calle del Calvario del municipio hicieron que el proyecto haya tenido que ser replanteado para evitar cualquier percance de cara a dejar sin suministro parte de esta zona. Una tarea de replanteamiento de los proyectos que, explicaron desde el Ayuntamiento, si todo marcha conforme lo previsto, la ejecución de las obras finalizará dentro de tres meses.

Con esta nueva entrada a Altura por la A-23 la población palantina consigue además facilitar las visitas al municipio de todos los usuarios de la zona norte de Teruel y Castelló. Asimismo, el trazado mejora la disposición de la conocida como Vía Verde Ojos Negros que actualmente pasa por la localidad.

La segunda fase del proyecto, unirá la rotonda que actualmente se está construyendo con las instalaciones del camping municipal.

Obras del acceso norte de Altura

Ana Monleón.