JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
ESCUELA DE DANZA
10N, yo no me quedo en casa

Del miedo a la extrema derecha en las pasadas elecciones hemos pasado al hastío de volver a otra repetición electoral.

Estos dos sentimientos se han fomentados desde una poderosa campaña mediática y oscuros movimientos virales que se difunden con argumentos en torno al coste del proceso electoral.

En la anterior campaña estaba claro que se motivó para conseguir aumentar el voto progresista. Pero ahora, tras el “fracaso” de esa opción, intentan reconducirnos a una deriva centrista, desmotivando y fomentando la abstención, que como ya sabemos y no debemos olvidar, favorece a los grandes partidos.

La amenaza sigue siendo el bipartidismo, la fórmula apoyada por la CEOE y el IBEX, que piden estabilidad y seguridad. Es decir, el viejo sistema que funciona con puertas giratorias, amiguismo, condona a los bancos y carga los recortes y la presión fiscal al trabajador. En nuestras manos está el poder de cambiar el sistema: Somos mayoría y no defendemos a la élite, somos el pueblo.

Tenemos otra oportunidad para evitar volver a las viejas fórmulas. Los que nos sentimos herederos y deudores del 15 M vamos a ser censores de nuestros gobernantes. Vamos a intentar reconducir la política hacia la ética y los valores sociales que representa Unidas Podemos. Porque NO todos los políticos son iguales.

Yo continuaré votando a Unidas Podemos por una sencilla razón: He conocido gobiernos en la “democracia” desde hace 40 años, del PSOE y del PP-UCD, pero aun no he conocido un gobierno de izquierdas. Quiero un gobierno que no haga amnistías fiscales a los ricos, que no tenga corrupción en sus filas, que no nos cargue la próxima crisis a los trabajadores, que no nombre a los cargos por amiguismo, sino por su valía, que priorice sus gastos en Educación, en Sanidad y Servicios Sociales, y que Hacienda seamos de verdad todos.

Si no lo han sabido hacer en 40 años, ha llegado el momento del relevo. Y no será posible sin que votes:
Por eso, yo no me quedaré en casa este 10 de noviembre.

Francisco Ginés Campos