LOS PADRES CONTRA EL DECRETO TACHAN DE “TOMADURA DE PELO”

EL DECRETO LEY DEL CONSELL

 Nos alegra ver que, por fin, el Sr. Marzà ha decidido acatar la orden del TSJCV que le obligaba a volver al decreto 2012, aunque parece que se le ha olvidado que la suspensión cautelar y dicha orden afectan a todos los niveles de educación.

El tripartito encabezado por el conseller de educación, el Sr. Marzà, por fin da a conocer su plan B tras los varapalos judiciales que ha recibido el decreto 09/2017. Tan solo han tenido que pasar cien días desde que, el pasado 24 de mayo, fuese suspendido el decreto del “timolingüismo” para que los padres y toda la comunidad educativa hayan sido informados acerca del modelo lingüístico que se aplicará en los centros escolares; es decir a tan solo diez días antes del inicio del curso. Una vez más han apurado los tiempos para intentar evitar que los que somos contrarios a su norma podamos reaccionar, para poder así imponer un modelo que cuenta con la desaprobación de la mayor parte de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana.

Con esta nueva norma el Gobierno Valenciano nos está tomando el pelo, tanto a los padres como al TSJCV. Paralizan la aplicación del decreto a partir del segundo curso del segundo ciclo de Educación Infantil, es decir, 4 años y sin embargo lo siguen implantando en las aulas experimentales de 2 años y en el primer curso del segundo ciclo de Educación Infantil, 3 años, a través de un decreto ley.

Cabe recordar que, según La sentencia dictada por la sección cuarta de la sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo, se reconoce «el derecho de los niños en educación infantil a recibir la enseñanza en la lengua peticionada por los padres y de igual modo declaramos que el modelo oficial de preinscripción en educación infantil ha de preguntar por la lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en centros sostenidos con fondos públicos». Ni con el decreto ya suspendido ni con el decreto ley se nos ha ofrecido dicha posibilidad por lo que exigimos que de cara al inicio de curso se realice la consulta a las familias afectadas. Asimismo recordamos que según el informe elaborado por la Alta Inspección Educativa con respecto al decreto del “timolingüismo”, este no se ajusta a lo legalmente establecido. Lo único que diferencia a una y otra norma es la nomenclatura y el número de niveles. De tal manera que han aunado los niveles: Avanzado 1 y 2 se corresponden con el Programa Plurilingüe A, Intermedio 1 y 2 con el Programa Plurilingüe B y Básico 1 y 2 con el Programa Plurilingüe C.

Por todo lo expuesto anteriormente los padres consideramos que el órdago lanzado por el tripartito al estado de derecho, a través de un decreto ley que incumple lo señalado por el TSJCV, el Tribunal Supremo y la Alta Inspección Educativa, debe obtener una respuesta por parte de los grupos políticos parlamentarios contrarios al decreto y por parte del Gobierno Central ya que son los únicos con potestad para elevarlo al Tribunal Constitucional.

 

Plataforma No al Decretazo Sí a la Elección, Crevillent por la Libertad Lingüística, Igualdad Lingüística Calpe, Asociación por la Defensa del Castellano C.V., Ampas Vega Baja y Ampas Torrevieja.