Daniel Palomar Garnes. Sus apellidos son segorbinos, sus inclinaciones también y ahora suma a estos el trabajo de preparar, pese a su reducido tamaño a los pequeñas promesas de la Escuela Deportiva del CDFS, además de la de presidir la Comisión de Toros de Segorbe.

– ¿Cómo llegas a todo?

– Así es, es una oportunidad que surgió y pensé que era un buen momento para ello. La verdad es que si te organizas hay tiempo suficiente para poder hacer todo lo que te propongas y para ello lo más importante es tener ilusión por lo que te traes entre manos; creo que esa es la clave más importante para llegar a todo y poder llevarlo a cabo de la mejor forma posible.

– Cómo estas viviendo esta experiencia, que sabemos que compartes con tus amigos, tu hermano e incluso tu padre.

– Es una experiencia que ya llevo un tiempo con ella en mente, ya que desde pequeño siempre he mostrado interés y he podido vivir muy intensamente la fiesta gracias a mis padres que hacían que no me perdiera nada. Por ello es aun mas especial lo que estoy viviendo, ya que se junta toda la ilusión, las ganas de trabajar que tengo para que salgan bien las cosas y podamos disfrutarlas todos, junto con la alegría de poder compartirlo con gente que es muy importante para mí como son amigos los de siempre, aquellos que han surgido por otras circunstancias y que a raíz de esta experiencia se han convertido en mis amigos, pero sobre todo el poder vivirlo con mi padre y con mi hermano, personas fundamentales en mi vida y que también me acompañan en esta nueva experiencia.

– Falta menos de un mes para que arranquen las fiestas taurinas de Segorbe, ¿qué le dirias a  los segorbinos?.

– A los segorbinos les diría que salgan a la calle a disfrutar de la semana taurina que estamos preparando con toda nuestra ilusión y con el deseo que sea una semana inolvidable en todos los aspectos. Todo ello encabezado por nuestra entrada de toros y caballos, de la cual este año celebramos su 10º aniversario desde el nombramiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional, seguido por el XXXI concurso de ganaderías, siendo éste el más antiguo de la Comunidad Valenciana. En él tenemos depositada mucha confianza, ya que bajo nuestra visión, y después de mucho trabajo para conseguirlo, vienen las ganaderías que están en la cúspide actualmente. Por último, también hemos preparado algún acto novedoso y que estamos seguros de que será del agrado de toda la gente.

– En el CDFS Segorbe también eres un todoterreno y combinas tu puesto de entrenador con el de jugador del primer equipo, ¿cómo se compagina eso?

– Se puede compaginar bien, entre semana se lleva mejor ya que no me coincide ningún entrenamiento, son los fines de semanas cuando esta tarea es más complicada porque suelen coincidir los partidos, aunque gracias a un enorme trabajo que se realiza desde el club, se logra que los partidos que se solapan sean los menos posibles y gracias a ello, puedo llegar tanto a jugar en el primer equipo como a realizar la tarea de entrenador.

Palomar un todo terreno de lujo

Dani Palomar. Foto: J. Plasencia.

– ¿Cuál es la mejor motivación para un jugador y para un entrenador?

– En mi caso es muy parecida por no decir la misma en ambos casos, y no es otra que hacer lo que te gusta. A partir de ahí, solo hay un camino para conseguir los objetivos, el trabajo.

Como jugador siempre esta la motivación de mejorar día a día e ir superándote a ti mismo, alcanzando el nivel máximo en cada acción, tanto de acciones de juego como de compañerismo, siendo esta segunda una parte para mí fundamental, ya que al final esto es un juego y lo más importante es disfrutar practicándolo y tener una relación increíble con tus compañeros, que al pasar tantas horas con ellos, se convierten en gente importante para uno mismo.

Como entrenador la máxima motivación es poder transmitir a los niños y niñas que entreno la ilusión con la que vivo yo el fútbol sala y los valores que me han enseñado y que tanta importancia han tenido para mí, como son el compañerismo, la humildad, el trabajo, el esfuerzo y el respeto entre otros. A partir de aquí, el objetivo es que aprendan el máximo y que sepan aplicarlo a cualquier situación del juego que se les ponga por delante.

– ¿Cuál es tu relación entre el resto de equipos de la escuela de futsal y sus entrenadores?

– Mi relación tanto con todos los equipos como con sus cuerpos técnicos es muy buena, ya que por suerte formamos una pequeña familia en la que nos ayudamos entre todos. Esto favorece que podamos llevar la escuela de la mejor forma posible.

– Este año ha estado plagado de éxito para todos los equipos del CDFS. ¿Cuál es tu aspiración para la próxima temporada?

– Mi aspiración es muy ambiciosa y no es otra que como mínimo igualar los resultados de este año. No estoy hablando de los títulos que se consigan sino de todo el trabajo que se realiza y que tanto esfuerzo lleva detrás, tanto de entrenadores, como el de los niñ@s que son los principales artífices de todo lo que se consigue. Es a partir de este trabajo bien hecho cuando llegan las recompensas como son los títulos de liga o copa, o bien las convocatorias de algunos jugadores con equipos de categorías superiores y algo que hace no tanto tiempo era impensable y que ya empezamos a ver con normalidad, como son las convocatorias con las selecciones valencianas de distintas categorías para disputar los campeonatos de España.

– Aparte de las cuestiones obvias ¿cuál es la mayor diferencia entre un jugador alevin o infantil y uno adulto?

– Como tú has dicho, quitando lo obvio como son la razones físicas, las tácticas y las técnicas propias de cada edad y que se consiguen aumentar con la edad a base de entrenamiento, la mayor diferencia para mí, y que creo que no debería de ser así, es que cuando te encuentras en edad adulta le das mas importancia al resultado que a otros objetivos fundamentales como son, por ejemplo valorar que el esfuerzo de los entrenamientos está teniendo sus frutos o tras un partido analizarte si has dado tu máximo para ayudar al equipo.

– ¿Qué parte es la más pesada de tu trabajo como entrenador?

– Realmente no veo parte pesada en mi “trabajo” como entrenador, lo hago con tantas ganas e ilusión de transtimitir todo lo que a mi me han enseñado de una forma u otra que no me canso. Hay situaciones concretas como puede ser tener que irte a jugar un partido fuera de casa un domingo a las 9 de la mañana que son pesadas, ya que para ello tienes que sacrificar otras cosas; pero repito lo mismo, la ilusión y la satisfacción de ver las caras de los niños disfrutando con el fútbol sala gana a todo lo demás.

– Las relaciones con los padres…

– Las relaciones con los padres son buenas en general. Desde el primer momento se les explica cual es su labor dentro de la formación que nosotros les damos a sus hijos, y no es otra que respetar las decisiones que los entrenadores tomamos y que no les dejen de animar nunca, sea cual sea el resultado, ya que al final son niños, y lo principal es su formación. A partir de ahí mantenemos una relación cordial y les ofrecemos que ante cualquier problema que les pueda surgir, no solo en el deporte, sino en cualquier ámbito, estamos a su disposición para ayudarles dentro de nuestro alcance.

– Y como jugador del Viveros Mas de Valero ¿qué expectativas tienes para la próxima temporada? ¿Cuáles son tus objetivos?

– Las expectativas son claras, lo primero mantener la categoría lo antes posible y a partir de ahí, no me pongo limites, hasta donde podamos llegar lucharemos por ello. Respecto a los objetivos me marco varios, el primero es trabajar y transmitir la ilusión para que siga viniendo la gran cantidad de gente a ver y apoyarnos durante todos los partidos, tanto en casa como fuera, ya que cuando te fallan las fuerzas, gracias al aliento de todos ellos conseguimos grandes logros. Otro de los propósitos es seguir siendo una familia más que un equipo, ya que pienso que es una de nuestras mayores claves para conseguir lo que nos proponemos. Y por último, éste es personal, es seguir creciendo como jugador para aportar mi máxima capacidad en los momentos claves y luchar para poder ser un jugador importante dentro del equipo.

Palomar un todo terreno de lujo

Chelo Torrejón.