Peñalba reivindica un colegio propio después de que la aplicación de la ley realizada por el nuevo Gobierno Autonómico les haya privado del comedor escolar.

La pedanía segorbina de Peñalba solicitará a la Conselleria de Educación que reinstaure su colegio, cerrado en 1989, tras ver que sus alumnos transportados están obligados a pagar el comedor escolar. El pueblo se ha volcado unánimemente en la defensa de un derecho adquirido por los niños por varias generaciones de vecinos. Para ello, los padres y madres de los 30 alumnos carricanos afectados se reunieron ayer en asamblea extraordinaria con el director territorial de educación, Robert Roig, y varias autoridades locales con el fin de conseguir que el Consell estudie la particularidad de su situación y continúe pagando a los alumnos transportados el comedor como se venía haciendo durante estos 25 años.

Hasta este curso, a pesar de que la nueva normativa de 2012 no contempla que los alumnos de pedanías tengan derecho al pago de comedor, los escolares de Cárrica continuaban beneficiándose del servicio. Fue la administración la que, “de manera camuflada” se hizo cargo hasta marzo 2013 de pagarlo. Sin embargo, a partir de ahí la conselleria dejó de hacerlo, lo que según apuntó el director territorial, “ha llevado a acumular un déficit de más de 25.000 euros por este concepto”.

Tras la nueva ley, los carricanos presentaron cada año un recurso de alzada para que se estudiase su particularidad, “ya que nuestro municipio no es ninguna urbanización de lujo”, apuntaba Rosa Lara, representante de la asociación vecinal quien destacó que “en ningún caso a nosotros se nos habló de este déficit y suponíamos que desde la administración se estaba abonando”.

Roig quiso ayer dejar claro que “en la Comunitat actualmente ninguna pedanía tiene pagado el comedor, ya que uno de los principios del conseller es mantener la misma legalidad para todos los habitantes” y “como no hay dinero, no se puede pagar”.

Reunión vecinal en Peñalba reivindica un colegio

Reunión vecinal en Peñalba. Foto:A.Monleón.

Según informó Roig, los padres de los escolares deberían abonar con carácter retroactivo los recibos pendientes. Una medida que finalmente no será así porque es el centro el que se hará cargo de ese déficit. Sin embargo, destacó Roig, “desde este momento, ustedes deben asumir el pago del comedor de sus hijos”. El director explicó que se han iniciado los trámites para hacer un cambio de esta ley “mal redactada”. Mientras tanto, Peñalba buscará soluciones para que no sean los padres los que deban abonar los recibos del comedor de sus hijos y solicitará la reinstauración de la escuela, edificio dedicado actualmente a ambulatorio y botiquín farmacéutico.

El alcalde pedáneo, Juan Luis Marco, apuntó ayer que “van solicitar al ayuntamiento que disponga del diferencial de ingresos/costes de nuestra aportación contributiva e ingresos diversos por los 344 habitantes de Peñalba para destinarlo a este fin, de manera transitoria, hasta que la ley se modifique”. Asimismo, el munícipe destacó que “esto no es una beca y por tanto no estamos diciendo que el ayuntamiento lo paga, sino que como derecho, nosotros queremos destinar este diferencial asignado por el consistorio para cubrir esos costes”. Marco resaltó que desde la Asociación de Vecinos se van a iniciar los trámites para solicitar que Cárrica se constituya como entidad local menor, “y se inicie este trámite administrativo urgente, ya que realmente actuamos como tal y es nuestro fin“. “Vamos a luchar para no perder ni un solo derecho más de los carricanos”, apostilló.

Desde 1989 Peñalba cerró su colegio a cambio de que los escolares de la pedanía dispusieran de trasporte escolar y comedor. Actualmente, el pago del comedor supone algo más de 18.000 euros y afecta a 30 alumnos. Las concejalas de pedanías y Educación Mercedes Pérez y Yolanda Sebastián se comprometieron a trabajar para solucionar este problema y apoyar en todo a los afectados.

Peñalba reivindica un colegio

Ana Monleón.