La villa de Altura, ante un abarrotado salón sociocultural, dio comienzo anoche a las Fiestas Patronales del presente año con el acto de presentación de los actores principales de las fiestas en honor a San Miguel y la Virgen de Gracia.[useful_banner_manager banners=29 count=1]

Y es que el pueblo de Altura se vistió de gala, para recibir entre aplausos a los adolescentes Mozos y Mozas de San Miguel Arcángel, los niños y niñas de las representaciones alturanas, las jóvenes de la Corte de honor y las mujeres que son Camareras de la Virgen de Gracia.

Pistoletazo a las Fiestas de Altura

Acto de presentación. Foto:Alejandro Ibáñez.

Todas estas personas son las protagonistas de las fiestas de este 2015, un año que, según sus propias palabras, quedará grabado en la memoria del mantenedor del acto Pablo Marqués Mestre. Él es músico, director, profesor superior de trompeta y máster en dirección orquestal por la Estonian Academy of Music and theathre de Tallin.

En su discurso hizo mención a las particularidades de Altura y sus gentes, a la honradez de sentirse arraigado a su tierra, así como el respeto que siente por la música y lo especial que fue para él la llamada de ser el mantenedor del acto.

En varios momentos del discurso consiguió emocionar a muchos de los presentes cuando realzaba las cosas buenas que tiene Altura y quiso acabar con una reflexión con respeto hacia la música en general, y en particular, a la Unión Musical y Cultural de Altura como nexo de un pueblo unido.

Tras la intervención del mantenedor, tomó la palabra Miguel López Muñoz, y en su primer discurso como alcalde de Altura, felicitó a los protagonistas de las fiestas, a la vez que pidió la máxima participación de todos ya que en caso contrario, indicó, “nada programado tendría sentido”.

Por otro lado, el primer edil alturano se comprometió a hacer una labor en el Ayuntamiento de responsabilidad dada la actual situación económica, a la vez que pidió dejar las diferencias a un lado y disfrutar unidos como pueblo respeto.

Además reclamó máximo respeto entre vecinos en estos días en los que el centro de la población bulle como si de una olla a presión se tratase a consecuencia del jolgorio que provocan las fiestas.

El acto acabó con el público en pie entonando el himno de la Villa de Altura, obra del Maestro Vicente San Benito que interpretó la Unión Musical y Cultural de Altura. A continuación, para entretenimiento de los presentes hubo un espectáculo de humor.

Pistoletazo a las Fiestas de Altura

Alejandro Ibáñez.