Podan el palmeral de La Esperanza

JORNADAS GASTRONOMICAS 2019

El palmeral del manantial de La Esperanza luce estos días con mucho más esplendor que hace unos meses, a pesar de que las palmeras no han sido tratadas todavía con fungicidas contra del hongo, Diaorthe Neotheicola, que las afecta desde octubre del pasado año.

El incremento de esplendor se debe a la poda de hojas finalizada ayer por los trabajadores contratados para tal fin a mediados del pasado mes de febrero por el Ayuntamiento de Segorbe, según han indicado a InfoPalancia fuentes municipales

El personal contratado, cuatro peones forestales, se dedica a la realización de tareas de mantenimiento y limpieza de jardines, poda y repoblación.

ESCUELA DE DANZA

Una vez concluidos los trabajos de poda el Ayuntamiento se ocupará de aplicar el tratamiento fungicida contra la infección de hongos. “Antes de aplicar un tratamiento, se ha procedido a la poda de las palmeras y, una vez finalice, se aplicará un fungicida y complejo vitamínico autorizados para uso ecológico”, indican desde el Ayuntamiento.

La afección del hongo fue descubierta a mediados del pasado mes de octubre por el gobierno local, que a finales de noviembre envío a la Universidad de Valencia una muestra de las hojas para su análisis e identificación.

Podan el palmeral de La Esperanza

Las palmeras se ven más verdes. Foto: J.Plasencia

El hongo en cuestión fue identificado a principios de enero como Diaorthe Neotheicola. En aquel momento el concejal de medio ambiente, Luis Gil, afirmó que “se procederá a la limpieza de las hojas y coronas de las palmeras para favorecer la aireación y se comenzarán a tratar en las próximas semanas, aplicando un tratamiento que respete las exigencias medioambientales”.

Los hongos Phomopsis, a cuya familia pertenece el Diaorthe Neotheicola, atacan una gran variedad de plantas causando en la mayoría su muerte si no son tratadas a tiempo.

Las puntas de las hojas de los árboles y plantas afectadas adquieren un color marrón conforme avanza la enfermedad. El tratamiento, según la Universidad de Illinois, incluye “plantar variedades resistentes. Cuando sea práctico, pode y destruya todas las partes marchitas de la planta como vayan apareciendo, pero no pode y deshoje al comenzar el tiempo seco”.

Podan el palmeral de La Esperanza

Chelo Torrejón