La sensación de inseguridad se ha apoderado del ánimo de los segorbinos, y más especialmente de los que residen en el casco antiguo, donde los robos se están sucediendo durante los últimos meses.

Por ello casi un centenar de asociados de la agrupación vecinal Intramuros se reunió ayer con la alcaldesa y el jefe de la policía local, Mari Carmen Climent y Moises Muñoz, para trasmitirles su preocupación y solicitar mayor vigilancia y protección.

En respuesta a la citada petición los dirigentes explicaron que se ha reforzado la vigilancia en la zona de la policía local y la Guardia Civil, algunos de cuyos agentes  hacen rondas de vigilancia vestidos de paisano.

Además Climent y Muñoz, solicitaron insistentemente la colaboración ciudadana a la hora de  denunciar cualquier actitud delictiva o individuo sospechoso que puedan ver lso vecinos, con el de atajar la oleada de robos que se están produciendo.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

La colaboración ciudadana ha sido determinantes para  la detención, identificación e ingreso en prisión del presunto autor de los últimos robos.

Al parecer el detenido forma parte de un grupo de delincuentes más amplio de los que se sospecha pero que no han podido ser identificados por no haber sido pillados con las ‘manos en la masa’ y por la falta de denuncias ante la Guardia Civil.

La alcaldesa explicó que el último corte del alumbrado público en varias calles y plazas de la zona intramuros podía ser un motivo de despiste utilizado por lo ladrones para centrar la atención de los agentes del orden en la zona en cuestión mientras que se cometía algún delito en otra parte de la ciudad.

Chelo Torrejón