La politización del agua afecta a Dafsa. Foto: José Plasencia

La politización del agua afecta a Dafsa. Foto: José Plasencia

El Alcalde de Segorbe, Rafael Calvo, ha propuesto la colocación de un caudalímetro, comunmente conocido con el nombre de contador de agua, en la estación de distribución de caudales para cada una de las entidades concesionarias, Segorbe, Altura, Navajas, ubicada junto al manantial de la Esperanza, con el fin de evitar la politización del agua.

De está forma Calvo quiere evitar la politización del tema del reparto y concesión de caudales del agua, que ya se ha empezado a observar en algunas formaciones, máxime teniendo en cuenta que “previendo que en esta campaña electoral los socialistas y el resto de partidos de izquierdas intentarían politizar el agua de riego”.

Distribución de aguas  del manantial de La Esperanza. Foto: J.P.

Distribución de aguas del manantial de La Esperanza. Foto: J.P.

La colocación de los caudalímetros servirá para “disipar cualquier duda o polémica sobre el aprovechamiento que tiene cada concesión, y de esta forma evitar que se politice este asunto como lo va a hacer la izquierda”, si bien el presidente del Sindicato de Riegos de Segorbe, José Luis García, rechazó dicha posibilidad, a pesar de reconocer “la obligatoriedad de su colocación puesto que le viene impuesta por CHJ en su concesión”, según la nota de prensa difundida al respecto por el PP local.

Los populares también pidieron al presidente del Sindicato que estudiaran la posibilidad de utilizar para el riego “el agua reutilizada y depurada por la empresa Dafsa, y con los parámetros que CHJ ha impuesto aptos para el riego agrícola”.

 Calvo acusó a los socialistas de falta de trabajo y seriedad y de estar en contra de la llegada de la citada empresa que va a generar más de 200 puestos de trabajo, lo que ha sido públicamente manifiesto por el portavoz socialista Miguel Ángel Guillén “en una reunión que se mantuvo en el Ayuntamiento con la empresa Dafsa, que estaba de acuerdo con el proyecto pero que no lo iban a apoyar políticamente, porque consideraba la implantación de la empresa en Segorbe y la creación de empleo que ello suponía, un logro del PP”.

 Los populares aseguran que “como era previsible, entrados en la precampaña electoral y faltos de otros argumentos que les den credibilidad y solidez a su labor de oposición, los socialistas, capitaneados por el defenestrado Guillén, intentaran la politización del agua de riego de los agricultores de Altura, Navajas y Segorbe con falsedades y verdades a medias con el fin de buscar rédito político”

 “Resulta bochornoso el ver como Concejales de tres municipios desconocen el sistema de reparto que tiene el manantial de la Esperanza, puesto que si lo conociesen no mantendrían las dudas que dicen tener y además dejarían de manipular la verdad”

 Cada concesión que tutela la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) tiene un canal diferente, lo que imposibilita que el uso que haga cada concesionario afecte al resto de concesionarios. Por ello, las acusaciones veladas de los socialistas referentes a que el consumo que realizará la empresa Dafsa afectará a las otras concesiones, es totalmente incierto e imposible.

Chelo Torrejón.