El Partido Popular de Castellón ha advertido hoy del problema que puede provocar la Diputación Provincial a los pequeños ayuntamientos en caso de no activar ya las bases sobre los programas sociales. En concreto, las líneas de ayudas de las Unidades de Respiro y la unidad de conciliación, dos programas impulsados por el Partido Popular dentro del programa Repoblem y que ha supuesto todo un hito para el interior de Castellón.

La diputada provincial del PP, Nieves Martínez, ha explicado hoy que “el hecho de que los ayuntamientos pequeños tengamos que adelantar el dinero de estos servicios puede generar problemas muy graves a las arcas municipales” y ha pedido a la Diputación que “active ya las ayudas para que los ayuntamientos puedan acogerse”.

La responsable popular ha recordado que el PP creó un anillo de asistencia social que se reparte por más de 50 localidades del interior a través de las Unidades Respira. Se trata de centros de atención a mayores y personas con problemas de dependencia y que se creó con el objetivo de luchar contra la despoblación.

Nieves Martínez ha explicado que “estos servicios han servido, y mucho, para mejorar la conciliación y ofrecer servicios que no existían en el interior de la provincia”. Tanto es así que la diputada provincial señala que “ha mejorado mucho la calidad de vida de los vecinos del interior, de las familias”. La diputada solicitó en el último pleno de la Diputación “que se activen ya las ayudas porque en caso contrario, los ayuntamientos tienen que adelantar las nóminas lo que puede generar problemas y tensiones de tesorería”.

PP Castellón – Foto:José Plasencia

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA