El PSOE en la Generalitat Valenciana sigue castigando a la provincia de Castellón y, en concreto, al interior y sus municipios. La Generalitat ha publicado la anulación del decreto de ayudas para fomentar la instalación de cajeros en los municipios de interior de Castellón.

Una noticia que el diputado provincial del Grupo Popular en la Diputación de Castellón, Antonio Cases, ha calificado hoy como “muy negativa” después de “meses de anuncios y promesas”. De hecho, en varias ocasiones el presidente de la Generalitat ha publicitado esta medida, ofreciendo diferentes cifras e incluso auguró 123 municipios favorecidos.

Cases, que es alcalde de Vall de Almonacid, ha lamentado esta anulación por decreto y ha instado a la Generalitat a “volver a crear unas bases que permitan poner en marcha servicios de cajero en las pequeñas localidades”.

Para el diputado provincial es “muy importante” que se tomen medidas para luchar contra la despoblación “y ante esta lucha todas las administraciones deben aportar sus recursos para tal fin”. Justamente ofrecer un servicio de cajero es una de las grandes reivindicaciones de los municipios de interior “ya que es una de las claves para que haya más servicios y los mayores que viven en estos municipios puedan disponer de efectivo”.

Para Antonio Cases “las políticas a favor para frenar la despoblación deben ser una constante y ofrecer los mismos servicios de los que se dispone en las grandes urbes para poder asentar a la población”.

Desde el Partido Popular han pedido hoy a Puig que reflexione y vuelva a poner en marcha unas bases a la mayor brevedad posible para que se puedan beneficiar los municipios del interior.

PP Castellón

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA