El Grupo Popular en la Diputación Provincial de Castellón ha reclamado la “necesaria altura de miras” para evitar “que un pueblo de nuestra provincia, Bejís, cierre su principal fuente de ingresos: la planta embotelladora”. La nefasta gestión del PSOE ha conducido a la instalación, de titularidad pública, a un camino de no retorno. “Sanidad exige resolver las necesidades de la infraestructura para poder mantenerla abierta. Y si se cierra, muchos vecinos se irán a la calle y se perderá la fuente de ingresos y pilar económico de la población”.

El alegato lo ha presentado el portavoz del PP en la Diputación, Vicent Sales, quien ha considerado que “esta institución, como Ayuntamiento de Ayuntamientos, debe estar al lado de quienes más lo necesitan, y son ahora los vecinos de Bejís los que esperan este rescate ante el evidente abandono al que ha sometido la planta su alcaldesa. Está claro que su objetivo es el de librarse de la planta y le importa poco si con ello le niega el futuro al pueblo”.

Por este motivo, ha explicado Sales, “PSOE y Compromís tienen en su mano la posibilidad de firmar un convenio singular para invertir en la planta”. “Un acuerdo entre los 150 que ambos partidos tienen anunciados para este año y que, a buen seguro, será bien acogido por los vecinos de esta localidad. Es urgente resolver la amenaza de Sanidad y así poder seguir trabajando en la planta”.

En este sentido, “está muy bien que el PSOE se haya empeñado en rebajar la deuda. También lo hicimos nosotros cuando gobernamos hasta el punto que se entregó la planta, tras el mandato de Olga Pradas, con 90.000 euros de beneficios anuales. Sin embargo, en paralelo, se debe invertir en el mantenimiento y conservación de instalaciones que es lo que el PSOE no ha hecho en estos seis años de mandato”. Por todo ello, “esperamos que reconsideren su postura y actúen, Bejís no puede esperar”.

PP Castellón – Foto:José Plasencia

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA