Los próximos días 10 y 11 tienen un sentido especial para los vecinos del Alto Palancia y los empedernidos lectores de todo tipo de publicaciones sobre la comarca, ya que en dichos días tendrá lugar la presentación de dos libros escritos por sendos autores nacidos en estas tierras.

Doble presentación de libros de Gispert y Raro

Así Luis Gispert, conocido escritor de turismo y colaborador de InfoPalancia presentará el próximo viernes a las siete y media de la tarde en el Salón de Alcaldes del Ayuntamiento de Segorbe el libro titulado Hablo de mi provincia, Castellón…

Presentación de libros de Gispert y Raro

Luis Gispert. Foto:Ch.T.

Con él Gispert cierra la trilogía dedicada a descubrir los múltiples atractivos de las tres provincias de la Comunitat Valenciana. La trilogía de libros está formada por Sabor de la TierraAventuras de un juglar por tierras valencianas Hablo de mi provincia, Castellón.

Con cuarenta y dos capítulos y decenas de fotografías en blanco y negro realizadas también por Luis Gispert este libro es uno de lo más extensos y voluminosos publicados por el autor, que desde hace años trabaja con la editorial Alejandrina con la que ahora edita ese nuevo volumen.

Por otro lado Rosario Raro, presentará el sábado el libro titulado Volver a Canfranc, editado por la editorial Planeta, que el pasado invierno ficho a esta joven escritora segorbina.

La presentación tendrá lugar a las siete y media de la tarde en el vestíbulo de la estación internacional de Canfranc, donde estará el enviado especial de InfoPalancia, Manuel Vicente Martínez, para contarnos después todo lo que allí suceda.

La novela comienza con esta dedicatoria: «A todos aquellos que están convencidos de que hay cosas que hay que creerlas para verlas, una forma de entender la vida muy común entre los aragoneses, bretones y aquitanos, verdaderos héroes de este libro.

«Esta historia de Canfranc se cuenta sola, yo solo he tenido que transcribirla y sí están muy presentes esas montañas, los barrancos y las gargantas que fueron para cientos la puerta de la libertad. Algunos de los niños que pasaron y se salvaron al cruzar el vestíbulo de este palacio ferroviario ahora vuelven desde EEUU y otros países a enseñarles a sus hijos y nietos el lugar gracias al que están vivos y por el que sus sucesores existen. A las hazañas de tantos héroes que los ayudaron, yo tenía muy poco que añadir», afirma Rosario Raro.

Chelo Torrejón.